Quantcast

Solo el 8% de las aseguradoras ha establecido propuestas centradas en el bienestar

El 24% de los clientes considera a las aseguradoras un socio «principal» para su bienestar financiero, si bien solo el 8% de dichas entidades ha establecido propuestas de valor eficaces centradas en el bienestar (físico y personal) y desarrollado las capacidades necesarias para ello.

Además, el 69% y el 67% afirman estar interesados en el bienestar físico y financiero, respectivamente, lo que pone de relieve el retraso de las compañías a la hora de ofrecer servicios relacionados.

Así lo revela el informe mundial sobre seguros de vida y salud de Capgemini y Qorus, que señala que los consumidores están preparados para el cambio hacia unos servicios «hiperpersonalizados»: el 83% busca servicios de atención al cliente a demanda; el 78%, orientación física y financiera continua, y el 74%, servicios de valor añadido hiperpersonalizados y de valor agregado.

«Los dos últimos años demuestran que el bienestar debe ser una prioridad, y las aseguradoras deben saber cómo prestar servicios de bienestar de forma eficaz. Este informe demuestra la necesidad de que las aseguradoras se transformen y se centren en servicios hiperpersonalizados que satisfagan las necesidades individuales de los clientes«, ha señalado la responsable global del sector de seguros de vida y salud de Capgemini, Samantha Chow.

Según el informe, las compañías insurtech –tecnología aplicada al sector seguros– están por delante de las aseguradoras en las capacidades clave para la hiperpersonalización, al aprovechar más que las tradicionales la inteligencia artificial y el aprendizaje automático y la tecnología en la nube.

Para satisfacer las nuevas expectativas, el documento recomienda a las aseguradoras centrarse en ofrecer atención médica de urgencia y periódica en cuanto al bienestar físico, así como garantizar el cumplimiento de las prescripciones médicas, los protocolos de fisioterapia o las visitas rutinarias a los centros de salud.

Respecto al bienestar financiero, recomienda prevenir posibles problemas financieros ayudando a los clientes a prepararse para gastos inesperados o informándoles sobre productos de ahorro.

El informe concluye que este recorrido requerirá que las aseguradoras se replanteen lo que ofrecen, dónde deben invertir y cómo deben monetizar sus propuestas.