Cómo curar los talones agrietados después del verano

Todos los veranos nuestros talones se desnudan para que se luzcan nuestros pies en la playa o piscina, posiblemente, este sea el único momento del año en el que pueden respirar. Sin embargo, también pueden verse dañados por la sequedad, el calor o el uso de calzados como higiénicos, como pueden ser las sandalias o chancletas.

Si no se tiene cuidado, la patología puede durar por varios meses. Por esta razón, en este artículo te contaremos cómo curar los talones agrietados después del verano.

Reposar los pies

Reposar Los Pies

Uno de los principales trucos para mejorar el estado de tus talones es emplear una mezcla de limón, agua de rosas, glicerina y bicarbonato de sodio. Esta combinación funciona como exfoliante y es perfecta para recuperar la salud de tus talones una vez que haya acabado el verano. Por otro lado, también se pueden utilizar mascarillas de aceite de oliva virgen extra y/o aloe vera. La idea es reposar nuestros pies sobre los productos, principalmente durante la noche, para que puedan absorber sus propiedades.