Quantcast

Pensión compensatoria: ¿cuándo solicitarla?

Se conoce como pensión compensatoria al dinero que una persona entrega a su excónyuge después de la ruptura del matrimonio. Este derecho legal se aplica tanto en divorcios como en separación de parejas de hecho, aunque los procesos de reclamación no son iguales. Con la ayuda de un abogado divorcios Cádiz es posible asegurar la pensión compensatoria que por derecho corresponde, en cualquiera de los casos.

¿Cuándo corresponde dar o recibir una pensión compensatoria?

Hay que aclarar que no siempre será necesario dar una pensión compensatoria cuando se enfrenta un divorcio o una separación de relaciones de hecho. Este derecho nace del desequilibrio económico que se produzca entre las partes de la relación cuando deciden romper el lazo que les une como pareja. Este beneficio busca compensar la pérdida que cualquiera (sin importar el género) haya experimentado a consecuencia de la ruptura matrimonial o de pareja.

Ahora bien, esto no quiere decir que deba equilibrarse la posición económica que se tenía durante la convivencia. Más bien, lo que se persigue es equiparar la estabilidad financiera del cónyuge que, por razones de trayectoria profesional o de determinadas circunstancias que se presentan en la sociedad, fue afectado tras la separación.

El cónyuge afectado puede interponer la solicitud de pensión compensatoria. Para esto, deberá demostrar, con documentación acreditada, que su situación financiera ha cambiado negativamente y que tiene derecho a recibir este beneficio por parte de la Administración.

No es un proceso de conflicto, pues ambas partes deben estar dispuestas a iniciar el proceso. A este respecto, no hay interferencia externa. Por lo tanto, no puede haber acción legal o emocional de ninguna de las partes, para que el proceso se lleve a cabo sin dilaciones.

La promesa de la pensión compensatoria es equilibrar la situación económica del cónyuge afectado. Pero, también se trata de un proceso justo para ambas partes, por cuanto, entregar la pensión compensatoria no debe imponerse como perjuicio para el otro cónyuge. El objetivo es que ambos puedan lograr una posición económica digna después de la separación.

Cálculo de la pensión compensatoria

No hay una ley que establezca una tabla con cantidades de dinero para la pensión compensatoria. Por eso, en todos los casos es necesario llegar a un acuerdo entre las partes. En los casos en los que las partes no lleguen a un convenio, será un juez el encargado de hacer un análisis de las situaciones económicas de los implicados, así como sus necesidades.

En los tribunales de Cádiz, la pensión compensatoria se calcula de igual forma que la pensión alimenticia. De acuerdo a los ingresos del cónyuge obligado a dar la pensión compensatoria y considerando los gastos y necesidades de ambos. De esta manera, se establece un monto razonable y justo para los dos.

Siempre es beneficioso tener la ayuda de un abogado de confianza que haga de intermediario entre las partes y que pueda gestionar acuerdos sin recurrir a procedimientos judiciales.

La pensión compensatoria tiene como objetivo brindarle seguridad económica a los cónyuges que se están separando. El abogado especialista en divorcio puede ser una pieza fundamental para establecer un convenio regulador justo para la pensión compensatoria, logrando equidad e igualdad entre las partes involucradas en la ruptura de pareja.