Quantcast

Tumores en reloj de arena: descubre cómo se trata este tipo de cáncer raro en la columna vertebral

Las intervenciones quirúrgicas que se producen en la columna vertebral son complejas y asustan bastante a los pacientes por las posibles complicaciones que puedan tener lugar. La columna vertebral es fundamental para nuestros movimientos en el día a día y, por tanto, para gozar de una mejor calidad de vida. Por ello, es de celebrar que en las últimas décadas se han dado pasos de gigante en las operaciones que conciernen a esta parte de nuestro esqueleto, entonces inimaginables, y que están favoreciendo una mejor calidad de vida del paciente y unos tratamientos eficaces y totalmente solventes.

Dentro de la columna vertebral pueden formarse tumores principalmente en la estructura, pero también entre los espacios de los huesos, ya sea de forma primaria o bien metastásica. En concreto, existe un tipo de tumor poco frecuente que puede aparecer en la columna vertebral. Se llaman los tumores de dumbbell o en reloj de arena, por su forma.

Precisamente, en España, el doctor José Poblete, jefe de Neurocirugía del Hospital El Pilar (Barcelona), perteneciente al grupo Quirónsalud, ha diseñado una técnica mínimamente invasiva y totalmente innovadora para resecar este tipo de tumores y sin la necesidad de instrumentación para los pacientes; algo que hasta ahora no se había conseguido.

Un tumor muy raro en la columna: el tumor de dumbbell

“Los tumores de dumbbell en el canal vertebral, o en reloj de arena, son extremadamente poco frecuentes, y suele tratarse de tumores que comprimen la médula espinal y pueden salir a través del foramen (agujero vertebral o intervertebral). Suelen detectarse ante los síntomas neurológicos que percibe el paciente por la compresión medular o raquídea que se produce en consecuencia”, señala este especialista.

Así, el doctor Poblete ha diseñado una novedosa técnica con su equipo del Hospital El Pilar, cuyos resultados publicó hace menos de un año, en diciembre del año pasado, en la prestigiosa revista ‘Journal of Neurological Surgery’.

Explica este neurocirujano que, antiguamente, este tipo de cirugías eran bastante agresivas porque para poder acceder al cordón medular y al espacio epidural se hacía una laminectomía (intervención quirúrgica donde se extrae una porción de la vértebra, la lámina).

Según el tipo de tumor, precisa el doctor Poblete, se tenía que quitar igualmente la unión entre dos vértebras, y después este paciente requería una instrumentación, es decir, que se colocasen tornillos a diferentes niveles de la columna vertebral para poder darle una estabilidad.

Lo novedoso de la técnica de Poblete

Lo novedoso de la técnica desarrollada por este equipo del Hospital El Pilar es que el paciente no va a precisar de instrumentación tras toda esta operativa con los tumores de dumbbell, un procedimiento que además ha comprobado en varias intervenciones a tres niveles de la columna vertebral: a nivel cervical, dorsal y lumbar.

“Esta técnica que hemos desarrollado evita la instrumentación del paciente ‘a posteriori’ y en ella solamente hacemos una pequeña ventana, una ‘hemilaminectomía’ (intervención donde se extirpa una lámina vertebral en un lado de la columna vertebral) de forma que el tumor se saca a través de orificios naturales”, destaca el doctor José Poblete, jefe de Neurocirugía del Hospital El Pilar (Barcelona).

Sus ventajas: menos dolor y rápido postoperatorio

A juicio de este especialista, esta innovadora intervención tiene la gran ventaja de que es una cirugía mínimamente invasiva, no se requiere la instrumentación del paciente (colocación de tornillos), y se asegura la estabilidad del paciente. “La inestabilidad de la columna produce muchos dolores en los pacientes. Esta técnica la ha revisado en los tres niveles: cervical, dorsal y lumbar”, afirma.

Esto permite al paciente, según ensalza este experto, una mejor recuperación, así como muy pocos días de postoperatorio. Concretamente, calcula un menor tiempo de estancia hospitalaria, de forma que son muchos los pacientes intervenidos que en 48 horas se les puede dar de alta.

“Muchos pacientes con tumores de dumbbell en la columna vertebral pueden gozar de una reinserción laboral temprana, sin necesidad de instrumentación, gracias al gran paso innovador que hemos logrado con el desarrollo de esta técnica quirúrgica”, sostiene el doctor Poblete. “Se trata de un avance importante en el mundo de la Neurocirugía y para los pacientes”, sentencia el jefe de Neurocirugía del Hospital El Pilar.