Quantcast

El truco para limpiar la plata

Si tienes varias piezas de plata, pero lucen opacas o ennegrecidas, en particular si se trata de piezas antiguas a las que el paso del tiempo ha afectado, es posible que te interese saber que existen varios trucos que puedes realizar en tu hogar para eliminar los efectos causados en tus piezas por su exposición al ambiente y al polvo.

Las piezas de plata

Las piezas de plata

Actualmente, es posible conseguir elementos y artículos de decoración de plata que prácticamente no sufren del proceso de ennegrecimiento, debido a que se elaboran por medio de un procedimiento en el que son galvanizados con rodio, por lo que no se oxidan, aunque su pueden sufrir una reacción por el sulfuro de hidrógeno presente en el medio ambiente, por lo que se tornan más opacos.

Por lo que respecta a las piezas más antiguas, como no han recibido ese tratamiento, pueden parecer deslucidas, feas, opacas, negras y hay formas de que la plata recupere su lustre original, sin necesidad de usar un producto para pulir metales, con simples trucos caseros y de eso es de lo que vamos a informarte hoy.

Pero primero unos consejos básicos de conservación

Cuando se tienen piezas o artículos de plata, es necesario tomar en cuenta que existen medidas preventivas que puedes utilizar para que se conserven con buen aspecto. Por ejemplo, si se trata de joyas, gemelos, así como otros artículos pequeños, debes procurar no guardarlos amontonados unos sobre otros, porque esta acción produce rayones e imperfecciones.

En caso de que estemos refiriéndonos a una cubertería o a una vajilla de plata, asegúrate de limpiarlas y secarlas muy bien después de cada vez que las uses, y a los efectos de la limpieza es preferible usar jabones suaves y secarlas con paño que sea de algodón. Otra cosa importante es que no puedes emplear esponjas que sean abrasivas o que tengan partes metálicas.

Y una última recomendación, trata de que tus objetos permanezcan alejados de emisiones de sulfuro de hidrógeno. Este fenómeno ocurre cuando, por ejemplo, dejas frutas que se pasan en una bandeja o una fuente que sea de plata, porque el proceso de descomposición de la fruta causa ese aspecto de deterioro en las mismas.

¿Cómo puedo limpiar mis artículos de plata?

Si han adquirido un aspecto opaco, e incluso se han ennegrecido, antes de comprar un producto especializado para limpiarlos, o enviarlos a limpiar a la joyería, prueba con alguno de estos procedimientos caseros, porque puede ser que los resultados te sorprendan.

Estos trucos no son nuevos, de hecho, provienen de los usos y costumbres de nuestros antepasados, por lo que si estás buscando evidencias científicas de que funcionan, no las van a encontrar, pero se trata de procedimientos que son muy seguros en su aplicación, así que puedes probarlos sin temor a que se dañen tus piezas.

Bicarbonato y vinagre

Bicarbonato y vinagre

Esta combinación se trata de un truco bastante práctico para la limpieza y para pulir muchos artículos que tengas en tu hogar, ya que los dos deshacen esa capa opaca con la que se recubren nuestros artículos de plata, dejándolos relucientes y limpios.

Ingredientes

  • 1 cucharada de bicarbonato de sodio que es el equivalente a 10 gramos.
  • ¼ de taza de vinagre blanco, o sea, unos 62 ml.

Procedimiento

Al vinagre blanco debes agregarle el bicarbonato y vas a notar que se va a producir una reacción química de efervescencia. Una vez que el bicarbonato se haya disuelto por completo, sumerge en esa solución los artículos y luego frota la misma solución sobre éstos con un paño limpio. Para finalizar, seca los artículos con un paño que esté limpio y aprovecha este proceso para pulirlos. Puede haber casos en los que sea necesario repetir el procedimiento.

Agua y sal

Una disolución simple cuyos ingredientes sean el agua y la sal resulta de utilidad para que objetos pequeños puedan recuperar su brillo, por lo que es ideal para cadenas o joyas.

Ingredientes

  • 1 cucharada de sal, que es el equivalente a 10 gramos.
  • 1 taza de agua, que son unos 250 ml.

Procedimiento

Hay que verter la sal en el agua hirviendo y colocar en remojo tus artículos, dejándolos sumergidos durante la noche. Al día siguiente bota el líquido y procede a pulir los objetos utilizando un paño seco.

Pasta de dientes

Por si no lo sabías, la pasta de dientes se puede usar como alternativa para pulir y abrillantar la plata, así como otros objetos de metal.

Ingredientes

  • Pasta de dientes, en la cantidad que se necesite.
  • Agua caliente.
  • Jabón neutro.

Procedimiento

Lava primero bien los artículos con agua caliente, utilizando un jabón neutro y procede a frotarlos con un paño después de que les hayas añadido la cantidad de pasta de dientes que sea necesaria. Cuando los hayas pulido por completo, por un lapso de cinco minutos, procede a enjuagar con agua para quitarles los restos de pasta y asegúrate de secarlos muy bien con un paño que sea absorbente.

Papel aluminizado

Limpiar la plata con papel aluminzado, es uno de los trucos más sencillos y populares, y deja los objetos relucientes y brillantes.

Ingredientes

  • Papel de aluminio en la cantidad que se requiera.
  • Agua caliente
  • 1 cucharada de sal, equivalente a 10 gramos

Procedimiento

Agarra un pedazo grande de papel aluminizado y envuelve con él un recipiente que sea grande. Ahora llena ese recipiente con el agua caliente y añade la sal. Procede a introducir los artículos y deja que permanezcan sumergidos por diez minutos. Cuando los saques, asegúrate de secarlos bien y frótalos con un paño que sea suave para pulirlos y dejarlos brillantes.

Limón y sal

Esta fruta cítrica posee múltiples usos en la limpieza del hogar, y si le añadimos sal, te ayudará a limpiar y darle brillo a tus objetos.

Ingredientes

  • 1 limón
  • 1 cucharadita mediada de sal, que sea equivalente a 5 gramos

Procedimiento

Procede a cortar el limón a la mitad y úntalo con sal, luego utilízalo para frotar y pulir tu objeto, dejándolo actuar por unos minutos, luego enjuágalos y sécalos con un paño que sea suave.

La cáscara de bananas

Aunque no lo creas, la parte interna de la cáscara de esta fruta te puede ayudar a quitarle la capa de suciedad que permanece en los artículos de metal y eso incluye los que son de plata. Pero se necesita que las cáscaras estén frescas y las puedes usar directamente sobre los objetos, pudiendo repetir este procedimiento varias veces, cambiando a una cáscara nueva.