Quantcast

Tecnología Láser y aplicaciones – Noticias Empresariales

Hace tiempo que la tecnología láser forma parte de nuestras vidas. Desde que fue descubierto en 1958 y se construyó el primer láser práctico allá por 1960, son muchos los que ya lo han incorporado entre sus filas: En la oficina (impresoras), en las tiendas (lectores de códigos de barra), incluso en especialidades como la oftalmología (el láser nos arregla la vista).
Realmente son muchas las MAQUINAS LASER que seamos conscientes o no, empleamos todos los días. Pero, ¿cuáles son todas sus aplicaciones? Para que vayas tomando nota, te mostramos algunas de las más importantes. ¡Acompáñanos!

Las múltiples aplicaciones de la tecnología láser

Debido a sus especiales propiedades ( monocromaticidad, direccionabilidad y coherencia temporal), el láser resulta una herramienta ideal en muchas soluciones donde se precise de una fuente controlada y localizada de energía. Si a ello se le añade la facilidad que presenta para su regulación y control automático, se puede observar el amplio rango de aplicaciones que ofrece, tanto en la industria como en las telecomunicaciones, sin olvidarnos de la investigación científica y la medicina.
No bastaría un solo artículo para cubrir todo lo que puede efectuar el láser. Por este motivo, en el post de hoy nos centraremos principalmente en algunas de sus aplicaciones en la industria.

Soldadura Láser

La soldadura láser es un método que ofrece distintas técnicas de soldadura. Mediante un haz láser se funde y recristaliza una superficie o material para unir y soldar, materiales metales o plásticos.

Grabado Láser

A través de este proceso se vaporiza los materiales en forma de rayos para grabar marcas permanentes y profundas al eliminar capas de la superficie del material. En este sistema, el rayo láser trabaja a modo de cincel grabando las marcas. Cabe destacar, que es muy frecuente que se confunda el grabado con el marcado, sin embargo existe una clara distinción que los diferencia y es que el grabado penetra más profundamente en la superficie del material que el marcado.

Marcado láser

El marcado láser es una gran instrumento para asegurar la trazabilidad de los productos y logotipos indelebles. La gran eficacia de los sistemas de marcado láser resulta evidente a largo plazo, ya que ofrece como resultado una marca permanente que no desaparecerá a pesar del paso del tiempo, tanto sobre componentes de metal como de plástico.

Limpieza láser

El láser se usa fundamentalmente para eliminar toda serie de impurezas a velocidades increíbles, como por ejemplo, la capa de óxido que aparece por encima de un metal, o la capa de lubricante presente en algún componente, o simplemente para eliminar una mano de pintura que no nos convence demasiado para dejar al descubierto el color original de la pieza. Ciertamente, es una técnica verdaderamente revolucionaria de gran versatilidad que facilita una gran cantidad de aplicaciones en todo tipo de metales y de superficies y suciedades.

Corte láser para metal

Esta clase de corte es ideal para la industria metalúrgica. Gracias a su enorme precisión a la hora de cortar metal, supone una gran alternativa para trabajos que requieren de una milimétrica actuación. Entre las principales razones para usar la tecnología láser en los procesos de corte de piezas de chapa metálica en el sector industrial destacan:1.- Alta precisión2.- Versatilidad3.- Agilidad4.- Eficiencia

En cuanto a los tipos de láser industrial

Los tipos de láser con aplicación en la industria primordialmente son los de fibra óptica, CO2 y YAG.

  • Láser fibra óptica (sólido). En este tipo de láser industrial de última generación, el medio de ganancia activa está formado por una fibra óptica que incluye elementos como el neodimio disprosio, erbio o tulio, entre otros. Su principal ventaja radica en que ocupan menos espacio y precisan de menos energía, lo que conlleva un gran ahorro económico.
  • Láser CO2 (gas). Se trata de un láser gaseoso, cuyo medio activo es un gas a baja presión que posibilita la obtención de líneas espectrales estrechas, e igualmente permite una descarga eléctrica en un largo espacio.
  • Láser YAG (sólido). Suele emplearse para el tratamiento de superficies y mecanizados. No obstante, desde la aparición de la fibra, el láser YAG está quedando un poco desplazado en el sector industrial, ya que en comparación resultan más caros y tienen una vida útil más corta.

Después de lo hasta aquí escrito, si aún precisas más información en cuanto al láser, te recomendamos que solicites el asesoramiento de auténticos expertos en la materia como los que encontrarás en Laser Comercial. ¡Estarán encantados de atenderte!