Quantcast

Una veintena de asociaciones de víctimas reclaman un cordón sanitario para no contar con los «votos de sangre» de Bildu

Una veintena de asociaciones de víctimas del terrorismo han firmado un comunicado conjunto en el que reclaman que se aplique un «cordón sanitario contra los votos de sangre» de EH Bildu hasta conseguir que los miembros de ETA colaboren en el esclarecimiento de los 379 asesinatos de la banda terrorista sin condena judicial.

«Mientras los partidos democráticos continúen tratando a Bildu como una formación sin mochila, esa cifra no se reducirá», dicen sobre los 379 asesinatos sin esclarecerse judicialmente. Además, exigen acabar con las «prebendas» a cambio de los votos de EH Bildu y avisa: «No basta con dejar de matar para ser demócrata«.

El comunicado reclama desde la «unidad y firmeza ética y democrática» que ninguna formación política respalde iniciativa parlamentaria alguna que cuente con el apoyo de EH Bildu hasta que, previamente, no se cumpla el mandato de abril del Parlamento Europeo de acabar con la «impunidad» de los crímenes de ETA.

De hecho, recuerdan que en los últimos cinco años ningún etarra ha cooperado en los procedimientos judiciales, lo que relacionan a que medio centenar de ex jefes de ETA que siguen vivos y los miembros de la izquierda abertzale que «apoyaron sus atentados» ahora «guardan silencio y se niegan a colaborar».

El comunicado lo firma la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT), Dignidad y Justicia (DyJ) y las fundaciones de Miguel Ángel Blanco, Muñoz Cariñanos, Manuel Broseta o Alberto Jiménez Becerril; también figuran entre los firmantes la Asociación Internacional Víctimas del Terrorismo, la de Víctimas del 11-M, la asociación de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y las federaciones de Cataluña, Andalucía, Canarias, Extremadura o Valencia, entre otras.

Las asociaciones ensalzan el trabajo de la Guardia Civil y la Policía Nacional que ha permitido acreditar la implicación de la cúpula etarra en los atentados pese al «silencio cómplice y cinismo vergonzante» de la izquierda abertzale.

«Los sufragios de Bildu están manchados de sangre, por lo que sus representantes deben ser aislados en el Parlamento por la unión en conciencia del resto de partidos», insisten estos colectivos de víctimas, que añade que el partido liderado por Arnaldo Otegi «no es un interlocutor válido para ningún asunto mientras no coopere en la resolución de estos crímenes».