Quantcast

El 14 de septiembre es el día en que veneramos a la Santa Cruz

Se trata de una celebración bastante particular, porque no se dedica a un santo o a un beato, sino a un símbolo con el que se identifica toda la cristiandad, que es la Santa Cruz, en la que murió Jesucristo, el hijo de Dios, por la salvación de todos los seres humanos, siendo escogido el 14 de septiembre para rendir honores a una figura que ha sido canonizada. Cruz es un nombre conocido por ser válido tanto para una dama como para un caballero, y de acuerdo con la información suministrada por el Instituto Nacional de Estadística español, son más de 1.200 damas y más de 1.000 caballeros los que han sido bautizados con ese nombre, de modo que si conoces a alguno de ellos, que no se te vaya a olvidar felicitarlos el día de hoy.

La Santa Cruz

La Santa Cruz

Hoy es el día en que exaltamos a la Santa Cruz, que fue el madero que fue utilizado para crucificar a Jesús, de acuerdo con el Nuevo Testamento. Las leyendas indican que aproximadamente en el año 320, la emperatriz Elena de Constantinopla, también canonizada y santificada, madre del Emperador Constantino de Roma viajó a tierra santa en búsqueda de reliquias sagradas y que encontró la Vera Cruz en la que falleció nuestro Señor, y tan sólo 15 años después, corriendo el año 335, le fue dedicada a esta reliquia la Basílica del Martyrion, que fue mandada a construir por el propio Constantino en el monte Gólgota, al lado del sitio en el que se encontraba el Santo Sepulcro.

De acuerdo con los Evangelios, ese fue el lugar en el que tuvo lugar tanto la crucifixión como la sepultura y la resurrección de Jesús, dentro de los muros de la ciudad vieja de Jerusalén. No obstante, en 614, el rey persa Cosroes II invadió y logró conquistar Jerusalén y se llevó la reliquia como un trofeo de la guerra, pudiendo ser recuperada un 14 de septiembre del año 628, de manos de los persas por la acción del emperador Heráclito, y según cuentas las tradiciones, luego de haber sido recuperada, el propio Heráclito trató de cargarla por la ciudad de Jerusalén, para realizar el calvario al que fue sometido Jesús, no obstante, en el momento en que posó el madero sobre su hombro, se quedó paralizado y no pudo realizar el camino. Zacarías, que se encontraba al lado de Heráclito en ese momento le dijo a éste que el esplendor del imperio no tenía nada que ver con la humildad y con el dolor por el que pasó Jesús, y tomando el consejo, Heráclito se quitó sus prendas y vestimentas y fue así como pudo realizar el vía crucis sin ninguna dificultad, cargando la cruz hasta el sitio en el cual fue venerada por mucho tiempo.

Como es de esperar, el Santoral Católico del 14 de septiembre no se compone únicamente de la Santa Cruz, sino que está acompañada de los nombres de santos y beatos cuyas obras contribuyeron a que la fe en Cristo se esparciera por el mundo, entre los que podemos mencionar a San Alberto de Castro Gualteri, San Cipriano de Cartago, San Gabriel Taurino Dufresse, San General mártir, San Materno de Colonia, Santa Notburga de Eben, San Pedro de Bellevaux, Santa Salustia de Roma y Beato Claudio Laplace.