Quantcast

Una experiencia gastronómica única con los jamones ibéricos de Bendita Extremadura

En la industria alimenticia de Extremadura, los embutidos son un producto emblemático, ya que abarcan una profunda tradición en la cocina española. La distintiva mezcla de cualidades de esta región resulta en un producto con alta demanda nacional, debido al distintivo sabor que imprime en la carne del cerdo.

Tal es el ejemplo del jamón ibérico en sus diversas variedades. Este producto representa una experiencia gastronómica única, en particular, bajo la elaboración de una marca como Bendita Extremadura, cuya historia destaca en la región por su producción de calidad premium en estos productos. 

Jamón ibérico de la más alta calidad en todas sus variedades

El jamón ibérico representa una experiencia gastronómica altamente reconocida en España, que destaca por el característico sabor de sus diferentes variedades. Bendita Extremadura recoge la esencia de esa tradición culinaria en su tienda online, con una extensa variedad en este producto, fabricado con los mejores estándares de calidad, y a un precio sumamente competitivo.

Dentro de su catálogo se pueden encontrar muchas variedades de este embutido, como su jamón de Extremadura EXCelent, procesado en secadores naturales con un período mínimo de 36 meses de curado. Destaca también el jamón de bellota, una variedad que resalta por ese característico sabor del cerdo ibérico, que se consigue por medio de este fruto.

Bendita Extremadura cuenta con una amplia selección en esta variedad, desde el jamón de bellota, hasta el de raza 100 % ibérica, disponible tanto en una pieza como loncheado y envasado al vacío. Cabe mencionar, además, el jamón de Cebo de Campo, altamente apreciado por la trazabilidad que ofrece su cruce al 50 % de cerdo ibérico de brida verde.

Un cuidado en el detalle que impregna un mundo de sabores

El jamón ibérico de Bendita Extremadura, en todas sus variedades, forma parte de una de las mejores selecciones de la región en estos productos. Sus embutidos se elaboran con materia prima 100 % local, que consiste en carne de cerdo extremeño, alimentado al aire libre con frutos y hierbas silvestres. Su proceso se lleva a cabo bajo una meticulosa inspección, que garantiza un nivel idóneo de sal, y ofrece un proceso de curado totalmente artesanal, mediante el cual se impregna ese característico sabor mediterráneo, en toda su variedad de jamones.

En cada época del año, esta empresa cuida de los diferentes factores que inciden en la elaboración del producto, como la temperatura, humedad, entre otras condiciones en el ambiente. Esto les permite ir mejorando en sus productos, ese mundo de sabores que caracteriza el embutido extremeño, y que lo ha llevado a convertirse en una de las mayores joyas de la tradición culinaria española, con amplia demanda y reconocimiento en todo el territorio nacional.