Quantcast

Real Estate Business School explica las últimas tendencias del mercado inmobiliario

En julio de 2022, la inflación interanual en España se situó en un 10,8 %, una cifra que no se alcanzaba desde 1984. A raíz de esta situación, durante los últimos meses, el consumo ha sufrido altibajos y el poder adquisitivo de las familias ha disminuido, mientras aumenta el coste de vida.

Al mismo tiempo, hay menos liquidez, tanto en el bolsillo de los consumidores como en las cuentas corrientes y las tarjetas de crédito. Además, algunos indicadores económicos no muestran una gran diferencia con lo sucedido el verano pasado, cuando todavía había restricciones por el covid.

Ahora bien, según informa el Pulsímetro Inmobiliario de Real Estate Business School (Rebs), elaborado por su Departamento de Investigación, los inversores que mantienen un ahorro superior a los 100.000 € de media sin rentabilizar buscan, durante este verano inmobiliario 2022, propiedades a las que destinar su patrimonio. Esto se debe a que el sistema financiero no está ofreciendo alternativas de renta y garantías convincentes.

La tendencia al alza del mercado inmobiliario

A pesar de la situación descrita, la compraventa de inmuebles continúa en alza. En parte, esto se debe a los beneficios fiscales que tienen las propiedades destinadas al alquiler. En este sentido, las inversiones inmobiliarias en Madrid, Barcelona, Málaga y otras zonas consideradas premium, hoy en día ofrecen buena rentabilidad a largo plazo.

Al mismo tiempo, según considera el Pulsímetro de Rebs, las opciones de inversiones disponibles para conseguir beneficios a corto plazo actualmente están sujetas a distintas eventualidades que resultan impredecibles.

Por otra parte, las propiedades españolas continúan siendo atractivas para inversores de otras nacionalidades, que encuentran en este país una mejor calidad de vida y una gastronomía de alto nivel, entre otros factores.

El Pulsímetro Inmobiliario de Rebs analiza los últimos cambios en el mercado inmobiliario

Este estudio especializado en el sector inmobiliario ya cuenta con 32 ediciones en las que se publican y analizan los indicadores principales del negocio inmobiliario a nivel nacional, autonómico y provincial. Las tendencias son elaboradas a partir de encuestas, focus groups y entrevistas llevadas a cabo por la red de más de 6.000 alumnos de Rebs, profesionales del sector, empresas de construcción y distintos colegios profesionales.

Además, este estudio está presente en las principales ferias y encuentros del sector inmobiliario. Se trata de una herramienta esencial para entender el funcionamiento de este mercado en España, que además cuenta con una repercusión permanente en distintos medios de comunicación.

Actualmente, según el Pulsímetro Inmobiliario elaborado por el Departamento de Investigación de Rebs, el verano inmobiliario 2022 continúa siendo una época de intensa actividad en el mercado, ya que distintos actores ven a las propiedades como un refugio en un contexto de alta inflación e incertidumbre.