Quantcast

Sánchez anuncia que la gran industria de cogeneración estará temporalmente cubierta por el tope al gas

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado este martes en el Pleno del Senado que la gran industria que recurre a la cogeneración estará acogida de forma temporal al mecanismo de compensación del tope al gas, conocido como ‘excepción ibérica’. En su intervención en la Cámara Alta para dar cuenta de las medidas para afrontar la crisis energética y de precios, así como de las medidas de ahorro y eficiencia, Sánchez ha avanzado que el Gobierno aprobará «una excepción para las instalaciones de cogeneración de las industrias con gran consumo de gas, permitiendo que de manera temporal queden cubiertas por el mecanismo ibérico».

El presidente ha explicado que se trata de una medida que ha solicitado la propia industria y que beneficiará a sectores como la cerámica, el ladrillo, la química, la papelera, el textil o los fertilizantes, abarcando todas ellas hasta un 20% del PIB industrial nacional. Industrias que, ha afirmado, «van a poder seguir operando y garantizando el empleo en todo el territorio». En total, ha dicho Sánchez, las medidas aprobadas para asistir a la industria alcanzan los 850 millones de euros, entre rebajas de impuestos, peajes, ayudas directas, o el aumento de las compensaciones por el coste de los derechos de emisión de CO2.

PREPARA UN AUMENTO DE SU RETRIBUCIÓN

Según han explicado fuentes del Ejecutivo, el Gobierno está tramitando una orden ministerial para incrementar la retribución regulada de la industria de cogeneración en más de 1.000 millones de euros. En 2021, la retribución regulada de esta industria, que tradicionalmente aporta el 10% de la generación de electricidad en España a partir del calor generado en sus procesos industriales, fue de 665 millones. Sin embargo, el aumento de los costes del gas ha obligado a parar muchas de estas instalaciones, con una caída de la producción eléctrica a través de la cogeneración de más del 60%.

Además de permitir la continuidad de las industrias y el mantenimiento de los empleos, el Gobierno justifica esta medida para aumentar el ahorro de gas, ya que una central de cogeneración produce calor y electricidad de forma más eficiente que si se generara calor por un lado y electricidad por otro. Según los cálculos expuestos por el Gobierno, el ahorro energético que consigue la cogeneración ronda el 10% y la vuelta a la operación de las centrales de cogeneración actualmente paradas podría aportar un ahorro de hasta el 1,2% de la demanda diaria de gas en el mejor escenario.