Quantcast

Horcher reabre en septiembre con el mismo espíritu de 1943

  • El emblemático restaurante madrileño Horcher reabre sus puertas en septiembre tras las vacaciones de verano. El restaurante pone de nuevo en marcha su sala situada frente a El Retiro con sus clásicos más representativos y el servicio a domicilio de “Horcher en Casa”.
  • Horcher mantiene su carta de pescados de temporada, consolidada como una de las grandes protagonistas del restaurante durante la temporada estival, con sugerencias como la lubina al horno, el rodaballo salvaje, el ragout de lenguado o los langostinos tigre al curry verde. Además, Horcher sorprende diariamente con una variedad de platos fuera de carta.
  • Horcher, símbolo de tradición y autenticidad, continúa sirviendo experiencias gastronómicas irrepetibles desde 1943. Situado frente a los emblemáticos jardines del Parque del Retiro, sus paredes respiran la impronta y personalidad que el abuelo de Elisabeth Horcher, Otto, metió en su maleta para fundar en Madrid uno de los templos del buen comer.

Horcher reabre sus puertas en septiembre para seguir ofreciendo una experiencia gastronómica de alta calidad. Coincidiendo con el final de los meses de calor, el emblemático restaurante madrileño da la bienvenida de nuevo a sus comensales con los platos más clásicos y exquisitos de la temporada. El restaurante, situado en la calle Alfonso XII de Madrid, frente al emblemático Parque del Retiro, se ha convertido en todo un icono gastronómico de la capital para los amantes del buen comer. Con una tradición asentada desde 1943, en cada rincón de este restaurante encontramos impregnada su tradición y su personalidad propia, algo que también queda reflejado en su recetario, tradicional e internacional, dando lugar a una cocina de las más prestigiosas de la capital.

Madrid
Horcher

En el recetario que Horcher nos trae de vuelta para exprimir los últimos días de verano encontramos absolutas obras gastronómicas elaboradas con el más puro esmero y dedicación, como sus clásicos arenques a la crema con Kartoffelpuffero, la ensalda de bogavante Horcher o el carpaccio de venado con granos de mostaza e higos picantes. Para continuar con los platos principales, como no podía ser de otra manera, el restaurante mantiene su carta de pescados de temporada, consolidada como una de las grandes protagonistas de Horcher durante la temporada estival.

Producto fresco y de calidad

Esta selección, caracterizada por un producto fresco y de extrema calidad, se puede disfrutar a partir del 1 de septiembre con sugerencias como la lubina al horno con compota de tomate sobre una fina base de patata crujiente, el rodaballo salvaje grillé, el ragout de lenguado y carabineros, y los langostinos tigre al curry verde, “cocinados íntegramente a la parrilla y cuidando al máximo los tiempos de cocción”, afirma Miguel Hermann, jefe de cocina de Horcher.

Madrid
Horcher

A esta oferta se le suman los clásicos de Horcher, entre los que destaca el steak tartar, la hamburguesa de Horcher o stroganoff a la mostaza de Pommery. Además, en primavera Horcher inauguró una nueva sección en su carta dedicada en exclusiva a sus platos con Caviar Imperial Beluga 000, que ha querido mantener en su carta de septiembre tras el éxito acogido por sus clientes. De esta manera, el caviar, que siempre ha estado presente en el restaurante pero que ahora toma una especial relevancia, se convierte en el protagonista con algunos de sus platos icónicos: consomé delée con caviar y creème fraîche, tartar de atún, vieiras con puré de apio nabo y kartoffel puffer con huevo poché.

Temporada de caza

Con la llegada de otoño, llegará uno de los momentos más esperados de cada año: el inicio de la temporada de caza, donde Horcher hace honor a su expediente y exquisitez con recetas de hace casi 80 años como su famosa perdiz a la prensa, la becada, el faisán o el lomo de corzo.

Madrid
Horcher

El broche final lo ponen los postres. Una amplia selección de platos dulces, exquisitos y únicos, como el Baumkuchen, el pastel de árbol, un dulce artesanal hecho capa a capa en un horno especial con un peso aproximado de dos kilos y medio y elaborado con más de 70 huevos. Cortado en láminas veteadas como si de un carpaccio se tratase, se sirve cubierto de chocolate caliente, helado de vainilla y nata, siendo desde hace décadas uno de los mayores reclamos al ser el único restaurante que lo ofrece en todo el mundo. Los amantes de las tartas, de las crêpes o de los helados y sorbetes, también tendrán sus postres favoritos: tarta de chocolate o de queso al estilo Horcher, strudel de manzana a la vienesa o plátanos flambeados con Brandy y licor de cacao.