Quantcast

Galicia envía sus propuestas de ahorro energético

La Xunta de Galicia ha remitido al Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico sus propuestas para el plan de contingencia y medidas energéticas antes documento definitivo que el Gobierno central elevará a la Unión Europea.

Entre otras medidas, que plantea en un documento de 22 folios remitido a última hora de este miércoles, el Ejecutivo que dirige Alfonso Rueda propone potenciar energías renovables (como la eólica marina) sin renunciar mientras a las tecnologías actuales (como la nuclear o térmica), diversificación tecnológica y desarrollo de infraestructuras, junto con medidas que palien las posibles pérdidas en la industria –evitar cierres o deslocalización–.

Además de apostar por aprovechar los fondos europeos para poder establecer ayudas encaminadas a las facilitar la adquisición de aparatos más eficientes tanto por particulares como pymes, la Xunta, que pide destinar fondos a campañas de concienciación, defiende como una de las cuestiones principales que las medidas de contingencia se planteen como «obligaciones» solo para las administraciones públicas, «las primeras que deben dar ejemplo», y sean «recomendaciones» para las familias y empresas.

En el documento remitido, que también ha sido facilitado a los medios tras ser enviado al Gobierno, la Xunta apela al Gobierno central a la «colaboración real entre instituciones» y se «identifiquen adecuadamente medidas de impacto que contribuyan a la consecución de dichos objetivos, a la seguridad de suministro energético, a la reducción de la dependencia energética del exterior y a la puesta a disposición de precios adecuados y competitivos, especialmente, para hogares y empresas».

De hecho, en el documento se queja de no contar con un borrador, al asegurar que hubiese sido «idóneo» conocer previamente el contenido del documento del plan de contingencia en el que trabaja el Gobierno. En todo caso espera que, al menos, el definitivo «sea consensuado con las comunidades y los diferentes sectores económicos», especialmente los que pueden verse más afectados.

PROPUESTAS MÁS DETALLADAS

La Xunta defiende instar a las administraciones públicas a adoptar medidas con carácter de urgencia y promover medidas orientadas a familias, pymes, autónomos e industria: reducciones fiscales; incrementar las ayudas a los hogares más vulnerables, apoyos al tejido empresarial y fomentar medidas que eviten la disminución o paralización de la actividad que ya se está observando en Galicia en determinados sectores industriales (electrointensivas y cogeneración).

También apuesta por impulsar incentivos para la mejora de la eficiencia energética en industrias con alta demanda de energía y que, en caso de tener que reducir el consumo energético a la industria, alcanzar un acuerdo con la UE para la concesión de ayudas estatales y activar en España mecanismos de compensación para evitar el cierre y la deslocalización de empresas.

IMPULSO RENOVABLES

El Gobierno autonómico apuesta por impulsar las energías renovables para reducir la dependencia del gas ruso, al tiempo que bajar la factura de la electricidad a hogares y empresas.

En este aparto, defiende agilizar y la simplificación administrativa en iniciativas vinculadas a proyectos de energías renovables de autoconsumo, así como la coordinación con las comunidades para la tramitación de los proyectos eólicos, compatibles con el territorio.

También apunta a la aprobación de planes de ordenación de la eólica marina que sean compatibles con la actividad mar-industria y la sostenibilidad ambiental y la activación de fondos europeos para el impulso de las renovables en la industria para 2023. Asimismo, reclama mecanismos de ayuda e incentivos a grandes proyectos de almacenamiento energético.

DIVERSIFICACIÓN TECNOLÓGICA

Contribuir a la diversificación tecnológica es otro de los aspectos que recoge el documento enviado al Gobierno, con el objetivo, señala, de «frenar la dependencia del gas (especialmente del procedente de Rusia).

En este sentido, especifica medidas como aprovechar todas las capacidades tecnológicas existentes, de forma que «hasta que la generación eléctrica en España no sea 100% renovable», no se renuncie a las tecnologías actuales (nuclear, térmica…) al poder contribuir a bajar el precio de la factura a corto plazo.

Además, es preciso mejorar las interconexiones, no solo con el resto de Europa, sino también en la Península Ibérica: construcción del hidroducto Guitiriz-Zamora y tercera conexión Galicia-Norte de Portugal.

Finalmente, la Xunta pide que el Gobierno desarrolle una política energética «de acuerdos con aliados de España», con especial atención a Argelia, al respecto de lo que advierte que «las últimas decisiones diplomáticas han deteriorado esta posición preferente en detrimento de otros países europeos».