Quantcast

Las bebidas que menos engordan para una vuelta a la rutina sin culpa

  • Empieza septiembre y es hora de cuidarse para eliminar esos kilitos de más que hemos cogido en el chiringuito.
  • Para que puedas seguir disfrutando, te traemos las bebidas más refrescantes y que menos engordan para que disfrutes sin culpa.

Las altas temperaturas, las vacaciones y las jornadas maratonianas de chiringuito con amigos hacen que muchos se llevan un susto importante cuando vuelven a subirse a la báscula en septiembre. Un cóctel bien frío en una noche tropical es sinónimo de verano; aunque lo cierto es que existen bebidas alcohólicas con combinaciones que son auténticas bombas calóricas. Por eso, de cara a septiembre, tendemos a empezar a cuidarnos. Para que no renuncies a esas copas después del trabajo, te presentamos las bebidas más refrescantes y que menos engordan para que disfrutes sin culpa.

El vino tinto

cocina

Es una de las bebidas alcohólicas que menos engorda, debido a su composición y proceso de elaboración. Posee grandes cantidades de polifenoles, unos compuestos bioactivos que actúan como antioxidantes naturales. Eso sí, es importante tener en cuenta que el aporte calórico varía según el tipo de fermentación (si el vino es seco, semiseco, abocado, semidulce y dulce), pues algunos contienen más azúcar que otros. El tipo que menos calorías tiene es el tinto, puesto que contiene mayor cantidad de polifenoles frente a otros vinos, por tanto, sus beneficios para la salud se potencian. Así, una botella de vino tinto suele contener alrededor de los 750 ml y de media puede tener unas 560 kcal. Por lo que una copa de vino tinto estaría entorno a las 75 kcal.

Además, el vino tinto, con moderación, se ha considerado saludable para el corazón durante mucho tiempo. El alcohol y ciertas sustancias en el vino tinto llamadas antioxidantes pueden ayudar a prevenir la enfermedad de las arterias coronarias, la afección que provoca los ataques cardíacos.