Quantcast

Cómo perder grasa de las piernas

Muchas personas, en especial, las damas, sufren de esta condición que hace que se le acumule la grasa en la zona de las piernas, y es que las piernas son muy sensibles a que esto ocurra, lo que favorece la aparición de la tan despreciada celulitis o la flacidez, lo que hace que la estética de esa área impida que tengamos unas piernas hermosas o tonificadas que tanto deseamos. Por ello, para muchas, la prioridad es lograr quemar las grasas que se acumulan en esa área de tu cuerpo.

¿Se puede quemar la grasa de las piernas?

¿Se puede quemar la grasa de las piernas?

¡Claro que se puede!, lo que sucede es que necesitas cambiar muchas de tus rutinas, modificar tus hábitos alimenticios y hacer ejercicio, y ello se debe a que la única manera en la que vas a poder conseguir unos cambios que sean visibles y también duraderos, es hacer actividad física y seguir la dieta conveniente, porque hay dietas y trucos para adelgazar según dónde se acumule la grasa.

¿Por qué es importante la actividad física para poder quemar la grasa que tienes acumulada en las piernas?

Si no haces ejercicio, no será posible que logres quemar las grasas corporales de manera adecuada, y no logres la tonificación muscular que sea óptima, por lo que es imprescindible realizar actividad física para lograr deshacernos de las adiposidades que se acumulan en las piernas. Para ello, lo que debes hacer es combinar una actividad cardiovascular con unos ejercicios de resistencia, esto es, los que haces usando máquinas o pesas, y se hacen por series, trabajando por secciones del cuerpo.

¿Se puede hacer cualquier tipo de combinación?

No. La manera en que se pueden combinar la práctica de estos ejercicios resulta que tiene relevancia en los resultados que esperamos, y a continuación te vamos a explicar la causa.

¿Cómo combinar los ejercicios de cardio con los de resistencia?

Cuando quieres quemar las grasas que tienes acumuladas en las piernas, así como en cualquier otra área de tu cuerpo, es muy importante entender la forma en que deben realizarse ambas clases de actividades físicas, así como el momento en que tienes que realizar cada uno.

Ejercicios cardiovasculares

Nadar, corre, bicicleta o elíptica son las actividades físicas de cardio que más se practican. Se trata de ejercicios con los que se logra quemar los azúcares y las calorías, pero si lo que deseas en conseguir que te ayude a quemar grasas, hay que efectuarlas en intervalos de alta intensidad, esto es, que alternes un ritmo moderado con un ritmo intenso, o mejor, si logras mantener un ritmo intenso por lo menos por veinte minutos.

¿Se queman grasas después de hacer ejercicio?

Lo que hace este tipo de actividad física es favorecer el exceso de consumo de oxígeno que se consume luego de hacer ejercicio, esto es, que mejora tu EPOC. Lo que esto significa es que, cuando se termina de hacer ejercicio, los músculos van a requerir que consumas más oxígeno para poder recuperarse y para poder conseguirlo, van a continuar quemando las calorías que se encuentran en tu cuerpo por minutos o incluso por horas luego de que hayas terminado de hacer la actividad física.

Las calorías que son consumidas por los músculos en ese período posterior son las que provienen en especial de las acumulaciones de grasas que están almacenadas en tu cuerpo y no de los suministros de glucosa, que son las que se emplean cuando estamos haciendo la actividad física, pero no se usan mientras nos estamos recuperando.

Ejercicios de resistencia

Ejercicios de resistencia

Un ejercicio de resistencia consiste en el uso de máquinas o de pesas, resultan muy importantes para que los músculos puedan tonificarse y se vuelvan fuertes, no obstante, no logran quemar tanta glucosa o calorías como si lo hacen los ejercicios de cardio. Ello hace que nos preguntemos ¿para qué necesitamos los ejercicios de resistencia si lo que quiero es quemar las grasas que tengo acumuladas en las piernas?

La respuesta es que el exceso de oxígeno que se consume después del ejercicio que puede obtenerse con los ejercicios de resistencia es muy alto, y es cuando empiezan a utilizarse las grasas acumuladas en los depósitos para que se produzca el oxígeno que necesitan los músculos para poder recuperarse,

Claro que a mayor intensidad en el ejercicio, se quemarán más grasas a posteriori. Pero es importante que tomes los siguientes consejos para que consigas los resultados deseados:

  • Hay que hacer las repeticiones de manera intensa, sin descansar y en cadenas de series.
  • Si vas a usar pesas, es importante que su peso sea el más adecuado para ti. Este tipo de ejercicios debe representar una pequeña dificultad, pero no algo que no puedas levantar con facilidad, porque acabarás por agotar a los músculos muy rápido y corres el riesgo de lesionarte.
  • No entrenes por dos días seguidos el mismo grupo de músculos, debes dejar un día por medio.

Hay que hacer sentadillas

Ya conoces como debes combinar los ejercicios de cardio con los de resistencia, debes agregar a ese cóctel las sentadillas, porque son perfectas para que trabajes los muslos, la zona lumbar, los glúteos y ayuda a tonificar los mismos y a quemar grasas acumuladas, pero también para mejorar tu postura.

La manera de hacerlas correctamente es sacar bien los glúteos, y agacharte estando seguro de que las rodillas no sobrepasen la punta de los pies, porque ese es el modo en que puedes proteger las articulaciones. Lo recomendable es hacer tres series de diez repeticiones cada una, sin que descanses, para que optimices el efecto de quemar las grasas,

Levantar las piernas lateralmente para las caderas

Este ejercicio trabaja la grasa de las caderas y las temidas cartucheras, lo que tienes que hacer es acostarte de lado y levantar la pierna que tienes arriba, haciendo quince repeticiones, después cámbiate de posición y has lo mismo con la otra pierna. Lo ideal es cuatro series de quince repeticiones cada una sin descansar.

Otros ejercicios que puedes hacer para ir eliminando los depósitos de grasas en las piernas son:

  • Zancadas.
  • Levantar las piernas verticalmente.
  • Sentadillas con piernas abiertas

Y algo que no debes descuidar nunca es llevar una dieta balanceada, de modo que tienes que eliminar las grasas, las comidas chatarras y los snacks, sustituyéndolos por alimentos más saludables y si lo haces de forma sostenida, en poco tiempo podrás tener el resultado que deseas, no sólo en las piernas, sino en todo el cuerpo.