Quantcast

Hoy, 17 de agosto, es el día en que recordamos a San Eusebio papa

Eusebio es un nombre conocido en España, pues según los datos aportados por el Instituto Nacional de Estadística, aproximadamente 7.000 caballeros fueron bautizados con ese nombre, de modo que les hacemos llegar una gran felicitación. San Eusebio llegó a ser Papa por el corto período de cuatro meses, siendo desterrado del puesto por el Emperador Majentio, y poco tiempo después murió en Sicilia.

San Eusebio papa

San Eusebio papa

Por causa de su posterior fallecimiento luego de ser desterrado, a San Eusebio se le considera un mártir de la Iglesia Católica, ya que la causa de su destierro fueron sus ideales con respecto a la fe cristiana. San Eusebio sucedió en el trono de San Pedro al papa San Marcelo I, aunque tan sólo por cuatro meses, al menos así se encuentra recogido en el Catálogo Liberiano. Por causa del epitafio que se encuentra en su tumba ha sido posible conocer varios de los detalles de su vida eclesiástica.

Este epitafio fue encontrado dentro de la Capilla Papal, para ser más específicos, en las catacumbas que reciben el nombre de San Calixto, que se encuentran ubicadas sobre la Vía Appia Antica en la ciudad de Roma. Según lo que quedó registrado en el mencionado epitafio, fue ordenado como sacerdote por el Papa Dámaso I, y como San Eusebio estuvo de acuerdo con recibir de nuevo en el seno de la Iglesia a los apóstatas que fueron producto de las persecuciones emprendidas por Dioclesiano, que fueron particularmente crueles y produjeron una gran cantidad de mártires para el Martiriólogo Romano, el Emperador Majentio no estaba de acuerdo con esta postura, pues quería que los apóstatas fueran despreciados y se parados del orden eclesiástica y de las prácticas religiosas, razón por la cual Majentio decidió remover a San Eusebio de su puesto en el trono del Vaticano y enviarlo al exilio.

Escogió como lugar de exilio la isla de Sicilia, en la que poco tiempo después San Eusebio falleció. Tuvieron que pasar algunos años para que sus restos fueran trasladados nuevamente hasta Roma, y el Papa San Dámaso le concedió el título de santo mártir, por haber querido reunir nuevamente al rebaño de Dios, que había sido fuertemente azotado por la cruel persecución de Dioclesiano, que afortunadamente fue la última persecución del Imperio Romano en contra de los cristianos, siendo colocados sus restos en las catacumbas de San Calixto, donde fue descubierta su lápida.

Aunque San Eusebio no es el único santo que se recuerda el 17 de agosto, sino que la lista debe ser completada con otros santos y beatos que fueron una inspiración para la cristiandad en distintas épocas de la historia de la humanidad, haciendo del cristianismo una de las religiones más extendidas por el planeta, así que la lista del día de hoy se completa con Santa Clara de la Cruz, San Elías el Joven, San Ierón de Frisia, Santa Juana Delanoue, San Mamante de Cesárea, San Mirón de Cizico, Beato Alberto de Siena, Beato Natal Hilario Le Conte y Beato Nicolás Politi.