Quantcast

Hoy, 14 de agosto, se venera a San Alfredo de Hildeseheim y a San Maximiliano María Kolbe

En el Santoral Católico correspondiente al 14 de agosto hay dos figuras que resaltan, las de San Alfredo de Hildeseheim y a San Maximiliano María Kolbe, por el papel que tuvieron que desempeñar en sus respectivas épocas, que los convirtió en verdaderos ejemplos de caridad y de fe en Cristo. De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística, en España hoy celebran su onomástico alrededor de 50.000 caballeros que fueron bautizados con el nombre de Alfredo, y en cuando a los Maximilianos hay también muchísimos en nuestro país, por lo que es probable que conozcas, tengas familiares o amigos que tengan uno de estos nombres de modo que es el día de felicitarlos, aunque ciertamente los Maximilianos suelen celebrar su santo el día 12 de marzo, por ser también el onomástico de San Maximiliano de Tebeste, pero el Santoral Católico te brinda una nueva oportunidad para festejarlos.

San Alfredo de Hildeseheim

San Alfredo de Hildeseheim

Este santo falleció un 15 de agosto en el año 874, pero lo veneramos un día antes porque el 15 de agosto es el día en que se honra una de las mayores celebraciones marianas del año, que es la Asunción de la Virgen María, así que honramos a San Alfredo de Hildeseheim antes. Este santo nació en la ciudad de Colonia, ingresando desde muy joven a la Orden de San Benito, llegando a convertirse en el cuarto Obispo de Hildeseheim, siendo reconocido como un hombre de grandes virtudes cristianas y muy sabio al frente del Obispado, teniendo un papel muy destacado en el desarrollo de la Regla de San Benito en Alemania, impulsando la construcción de una Catedral en honor a la Virgen María

San Maximiliano María Kolbe

Este santo no sólo fue un cristiano destacado, que dio origen a muchas obras, entre las cuales estuvo la creación de la Milicia de la Inmaculada y la publicación de una revista mensual que recibía el nombre de ‘Caballero de la Inmaculada’ con la que se promovía la adoración a la Virgen María y el Reino de Dios, todo esto en medio de la Segunda Guerra Mundial. Las acciones de San Maximiliano María Kolbe lo llevaron a contender contra el régimen nazi y fue apresado en Polonia, siendo enviado al campo de concentración que había sido construido en Auschwitz. Mientras estuvo detenido no paró de realizar su labor evangelizadora, predicando las palabras de Jesús entre los detenidos, llevando consuelo a todo aquel que lo necesitara, sin importar su religión o su filosofía, lo que hizo que San Maximiliano María Kolbe fuera sometido a tormentos y torturas, hasta que fue condenado por las autoridades que administraban el campo a morir de hambre, pero finalmente esta condena fue conmutada por la de morir por medio de una inyección letal, que le fue administrada un 14 de agosto del año 1941.

Pero el 14 de agosto también recordamos a otros santos y beatos que completan la lista del santoral de hoy, entre los que podemos mencionar a San Arnurlfo de Soissons, San Eusebio de Roma, San Facanano de Ross, San Marcelo de Apamea, San Tarcisio, San Ursicino del Ilírico, Beata Isabel Renzi, Beato Félix Yuste Cava, Beato Sante de Urbino Brancoisini y Beato Vicente Rubiols Castelló.