Quantcast

Lenda, prevenir parásitos externos perros en verano

Entre los parásitos más comunes, están las garrapatas, pulgas, mosquitos y ciertas especies de moscas que son capaces de transmitir enfermedades y complicaciones para su salud. Los parásitos externos son insectos que se alojan en la piel o el pelaje del perro.

En época de verano, hay que prestar especial atención al cuidado del perro, porque estos insectos proliferan en zonas por las que acostumbran a andar las mascotas, como campos, áreas montañosas, jardines y cualquier otra zona con vegetación o al aire libre. La marca Lenda, especializada en la venta de comida natural para perros y gatos, ofrece una serie de recomendaciones y consejos para prevenir los parásitos externos perros durante la temporada de verano.

Los parásitos externos en perros: cuáles son y cómo actúan 

La llegada del verano o de las vacaciones no puede ser una excusa para descuidar la salud de los perros. La temperatura estival no supone un impedimento para que muchos parásitos sobrevivan y lleguen a ocasionar enfermedades infecciosas en los perros u otras mascotas. 

Las pulgas pueden poner huevos en suelos arenosos, camas o alfombras y cualquier otro lugar que, con las condiciones apropiadas, se transforman en larvas que llegan a la piel del perro cuando pasea por estos lugares.

Las garrapatas son parásitos que chupan la sangre al animal. Al reproducirse, caen al suelo y ponen miles de huevos que, al transformarse en larvas, buscan nuevamente al perro, siendo capaces de transmitir graves enfermedades como la ehrlichiosis, la babesiosis y la borreliosis.

Las enfermedades como la leishmaniosis, de la que Lenda VET Nature (gama veterinaria de Lenda) tiene tratamiento y la filariosis, conocida también como “gusano del corazón”, son producidas por el mosquito que pica al perro, pero no permanece alojado sobre este.

La prevención de parásitos externos en mascotas durante el verano

La prevención es el mejor remedio en todos los casos. Con la llegada del verano, los veterinarios son los encargados de aplicar los desparasitantes al perro de acuerdo a la edad y peso del animal. En el mercado, hay un sinfín de marcas de uso veterinario. Sin embargo, siempre hay que consultar al especialista porque no todos los casos son iguales.

Además, si el perro ya fue infectado por algunos de estos parásitos externos, la recomendación es llevarlo cuanto antes a los médicos veterinarios para aplicar el tratamiento correspondiente.

Por lo tanto, para que el perro disfrute junto con su familia en temporada de verano, la opción más recomendable es visitar al médico veterinario para que le brinde la atención oportuna.