Quantcast

Tendencias de maquillaje de novia para 2023

La delicadeza y la elegancia son por excelencia los dos criterios básicos e incluso de estricto cumplimiento para la imagen de las novias, así, el maquillaje de novia con el que siempre se acierta y que también será tendencia en 2023, apuesta por labios sutiles, cejas bien definidas, un buen iluminador e inesperados y marcados eyeliners.

Si bien hay novias que prefieren un tono más natural, otras se decantan por una imagen mucho más llamativa. En cualquier caso, durante este 2022 y de cara al 2023 la norma es un maquillaje profesional que permita experimentar y adaptarse a cada estilo de novia. Una combinación de estilo propio, pero respetando las tendencias del momento. Partiendo de unos principios básicos, el uso de los diferentes elementos a la hora de maquillar a una novia es lo que marca la diferencia. Cada toque de base, corrector, sombra, lápiz de labios y cejas, eyeliner, etc., tiene que adaptarse a las características únicas y el estilo personal de cada una para resaltar su belleza y potenciar su personalidad.

Elementos que no pueden faltar

Las tendencias de maquillaje de novia para 2023 serán muy parecidas a las de este año, pero haciendo incidencia en determinados aspectos como el brillo, la mirada, y el tono de los labios. Estos tres aspectos del rostro son de suma importancia, no solo han de ser adecuados para la novia, sino que también han de ir acorde con el vestido y seguir la tendencia del momento.

El iluminador

Resaltar los rasgos faciales con iluminador o highlighter se ha convertido en la tendencia estrella del maquillaje de novia durante este año y seguirá siendo un must de cara al año próximo. Eso sí, hay que dar el toque justo para no pasarse y poder conseguir una imagen radiante, pero en su justa medida. Este producto de maquillaje es fundamental para dar luz a determinadas zonas del rostro, esculpiendo así sus proporciones. Aporta dimensión y volumen y proporciona armonía, además de que con él se puede conseguir la impresión de unos pómulos más prominentes, unos ojos más grandes o una nariz más afilada.

Las cejas

Unas cejas más definidas y con más volumen, pero en un tono más claro es la recomendación para resaltar la mirada. Se puede usar cera o gel fijador especial para cejas, o un producto en polvo de fácil aplicación con el que rellenar y colorear las cejas de una manera más natural. Lo que se pretende es conseguir un efecto llamativo, pero sin que resulte artificial. El cepillo de cejas, el lápiz, el delineador y el producto de fijación son esenciales para darle el aspecto deseado. A estos elementos se puede añadir una sombra nude por debajo de las cejas para resaltar aún más la mirada. De lo que se trata es de definir mejor esta parte del rostro cubriendo sus carencias de forma equilibrada.

El eyeliner, el toque de rebeldía

Cada vez más novias se atreven con maquillajes más transgresores, por este motivo, la tendencia a punta a el uso del eyeliner de manera magistral. Diseñar un ojo de gato o alado es una buena opción, para ello se traza una línea fina en la zona exterior del ojo, que vaya hacia arriba, para que levante la mirada, Eso sí, sin excesos.

Más allá de definir el contorno de los ojos, con este producto de maquillaje, las novias tienen acceso a un sinfín de looks y posibilidades. Todo depende de lo que quieran proyectar y de su estilo propio. En cualquier caso, no es conveniente abusar de este elemento, pues se trata de una boda y no de un evento nocturno.

Luz para la mirada

En este punto, habría que aclarar que, si ya se ha arriesgado con el eyeliner, ahora no es conveniente abusar de las sombras de ojo. No obstante, la tendencia para el 2023 son los tonos brillantes. Los productos duocromo, irisados o en crema, fomenten ese efecto en la mirada. Todo dependerá, como siempre del estilo que se quiera conseguir. Si bien la tendencia de este año en cuanto a sombras juega con los colores más veraniegos, en el caso de las novias, se prefieren tonos irisados, o marrón oscuro para dar intensidad. Los sub-tonos anaranjados son también una buena opción y no caen en el exceso. La elección corresponde a la novia, pero también al profesional encargado/a de maquillarla.

Labios en tonos suaves

Para los labios, el tono rosa es el que está marcando tendencia, de hecho, ha sido tendencia en 2022 y se mantendrá en el 2023. El rosa oscuro, por ejemplo, es un tono de lápiz de labios que consigue un efecto innovador a la vez que mantiene el equilibrio de elegancia y delicadeza anteriormente señalados. Aunque muchas novias optan por el tono nude, el labial en tono burdeos, cereza y rosa potencian el tono de la piel y consiguen un look espectacular. Si además se escogen productos cruelty free (para su elaboración no se experimenta con animales), no solo se estará consiguiendo un aspecto radiante, sino también un mundo más justo y sostenible.