Quantcast

Tipos de divorcios y sus diferencias

Enfrentarse a una separación de pareja no suele ser una situación agradable. Por esta razón, es importante conocer qué opciones existen para lograr un divorcio satisfactorio y que todas las partes implicadas se sientan conformes.

El divorcio es uno de los procesos judiciales más demandados en el mundo. Esta disolución matrimonial es un acto personal que a la vez conlleva implicaciones legales y jurídicas de parte de un asesor legal.

Lo que muchos desconocen es que existen diferentes tipos de divorcios. Cada uno de estos procesos judiciales son ejecutados de forma diferente de forma que se cumpla con la disolución de la relación. Uno de los más fáciles y conocidos es el divorcio express, el cual ha ganado bastante popularidad en este último año.

¿Cuáles son los tipos de divorcios?

Como se puede denotar, el divorcio es un proceso judicial donde se disuelve el vínculo matrimonial de una pareja y dejando la posibilidad de que puedan contraer nuevo matrimonio. Actualmente, se pueden distinguir dos formas diferentes de divorcios.

Divorcio express

El divorcio express, también conocido como “amistoso” o de mutuo acuerdo es el proceso mediante el cual los dos involucrados acordaron deshacer su vínculo matrimonial. En general, esta es la vía más rápida, económica y menos complicada de finalizar la unión de dos personas.

Para llevar a cabo este proceso, la pareja debe contratar con un abogado especialista en divorcios express que realicen todo el trámite y orienten a ambas partes. Como se puede suponer, este tipo de divorcio significa un ahorro económico en vista que la pareja tiene la opción de dividir los honorarios del profesional contratado.

Divorcio contencioso

A diferencia de la separación express, el divorcio contencioso se lleva a cabo cuando no hay consentimiento de una de las partes. En este caso, la disolución del vínculo conyugal es llevada a cabo ante un juez, debido a que no existe un acuerdo sobre la solicitud o los términos del convenio regulador.

Vale acotar que no es necesario tener el consentimiento de la otra parte de los cónyuges y puede ser iniciada la solicitud por cualquiera de los dos. Otra de sus diferencias con el divorcio express es que este procedimiento es más extenso y tiene un mayor costo económico.

La presencia del juez es necesaria en estos casos, ya que esta figura debe establecer las condiciones y las medidas relacionadas con los hijos, vivienda, alimentos, carga de matrimonios, visitas y más.

¿Cómo puede ayudar un abogado de divorcio express?

Ciertamente, los procesos de divorcios pueden ser muy complejos y dolorosos para ambas partes, razón por la cual es conveniente contratar a un profesional que gestione y facilite todo el proceso. En el caso del divorcio express, un abogado especializado se encarga de:

  • Elaboración del convenio regulador.
  • Presentar la demanda de divorcio.
  • Pedir la sentencia testimoniada.
  • Inscribir el divorcio en el Registro Civil.

Para nadie es un secreto que los divorcios suponen un proceso bastante complejo, por lo que siempre es conveniente llevarlo de la mejor forma posible. Para ello, siempre se aconseja conseguir un acuerdo amistoso por medio del divorcio express.