Quantcast

El motivo por el que no deberías cambiar el router de sitio

Tener acceso a Internet hoy en día mediante el router es algo esencial para cualquier usuario. Son muchas las acciones del día a día que serían inimaginables sin tener conexión a la red. Podemos conectarnos de forma inalámbrica y a través de cable, donde tenemos muchos dispositivos con acceso a Internet en nuestros hogares.

Sin embargo hay que tener en cuenta que no siempre es fácil conectarse desde toda la vivienda, y por lo que en ocasiones la red inalámbrica no llega o la calidad es débil. Entonces nos surge la idea: ¿podemos cambiar el router de sitio para que esto se haga? ¿Es buena idea? Lo repasamos.

Quizá sí que toque optar por otro más potente

Pero si nada de esto nos convence o nos soluciona el problema, quizá sí que toque cambiar el router del operador y optar por otro más potente que tenga aquello que buscamos.

Quizá en materia de software (una apertura más eficiente de puertos) o quizá en cuanto a puro hardware con más puertos Ethernet, más puertos USB o más antenas para mejorar la cobertura. O quizá porque queremos usar WiFi 6 o WiFi 6E y nuestro router no soporta estos nuevos estándares.