Quantcast

La erupción del volcán de Islandia en fotos

Hace unas horas se ha notificado una nueva erupción en un volcán de Islandia a escasos 40 kilómetros de la capital. Según lo que han informado medios locales el magma ha salido a la superficie creando un río rojo que avanza por las proximidades del cráter. Este fenómeno geológico se ha localizado en la península de Reykjanes, al suroeste del país, en el que se encuentra uno de los sistemas volcánicos más grandes de Islandia y de toda Europa.

Los cuerpos de seguridad se han puesto en marcha para tratar de salvaguardar la vida de todos los pueblerinos que se encuentren en los alrededores del volcán. No solo las civilizaciones cercanas a la zona de peligro, sino que las alertas también han saltado en Reykiavik. La erupción, que sigue activa, está cerca del monte Fagradalsfjall donde en 2021 un volcán estuvo en erupción durante seis meses. El volcán, que entró en erupción el 19 de marzo de 2021 después de una gran actividad sísmica, es de tipo fisural, lo que significa que no presenta un cono elevado, sino que se asemeja a una larga cicatriz en la corteza terrestre.

La erupción ha venido acompañada de otro fenómenos naturales que han atemorizado a todos los que estaban alrededor. Los fuertes movimientos sísmicos en la zona han sido registrados a uno y cuatro kilómetros de profundidad y se debe a una serie de terremotos que se han acentuado en el sur y oeste del país europeo. Las autoridades nacionales han aclarado que no representa ningún peligro para los vuelos que entran y salen del Aeropuerto Internaional de Keflavík, ya que este punto se encuentra a una distancia considerable del volcán y que es poco probable que llegue hasta la infraestructura aérea.

Los daños provocados por la magma no son muy graves, por ahora, ya que no se han detectado columnas de ceniza, aunque el Instituto especializado en vulcanología de Islandia ha comentado que «es posible que se detecte contaminación debido a las emisiones de gases». Hay mucha preocupación entre los expertos ya que esta cordillera es un punto caliente volcánico y sísmico y se espera que la erupción no cese en las próximas horas. Desde la Oficina Meteorológica de Islandia (OMI) explicaron por qué la erupción del volcán Fagradalsfjall fue menor: «La erupción se considera pequeña, pues la fisura de la erupción tiene entre 500 y 700 metros de largo», indicaron. Por su parte, la lava abarcó apenas un kilómetro cuadrado de la superficie.

A estas horas se han desplazado con un helicóptero un equipo de científicos expertos en la materia a la zona para evaluar la gravedad de la situación y esclarecer el futuro de la erupción. Por otro lado, las autoridades islandesas han pedido a los ciudadanos que no se acerquen para evitar males mayores. Esta erupción es una de las muchas que ha tenido en el país, ya que tiene un total de 32 sistemas volcánicos activos, siendo el país con más números de cráteres activos en toda Europa.