Quantcast

GroundInn y la profesionalización de la figura del agente de comunidad

El impacto de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) ha replanteado el uso de los espacios dedicados a trabajar y desarrollar actividades. La firma GroundInn, especializada en la gestión de lugares compartidos, señala que la clave es la creación de comunidad.

Las áreas de uso mixto o para el coworking son una tendencia que se ha acentuado después de la pandemia. Se trata, según GroundInn, de una nueva realidad en la que se innova con la forma de crecer y de relacionarse. Estos lugares colaborativos han transformado el concepto tradicional de oficina y han hecho surgir un nuevo rol: el agente comunitario.

Los espacios comunitarios que gestiona GroundInn

GroundInn es una firma especializada en comunidades de negocios. Crea, gestiona y entrega llave en mano proyectos de comunidades de uso profesional. Acompañan a las empresas para que puedan instalar espacios de coworking, coliving, student house u oficinas con intención. Ellos apoyan a sus clientes en la concreción de su idea de espacio compartido, físico o virtual, hasta que finalmente abre para los usuarios.

El avance de la empresa ha sido vertiginoso, convirtiéndose en un ejemplo de la tendencia que ha mostrado este mercado a nivel global. Fenómenos como el teletrabajo y el auge de las startups han impulsado el surgimiento de espacios colaborativos en los cuales confluyen muchos profesionales. GroundInn asevera que en estos entornos son esenciales la creatividad y la gestión de comunidad.

Sobre el último de los conceptos, Marta Rocamora González, CEO y socia de GroundInn, sostiene que el agente de comunidad es un elemento fundamental. Es la persona que directamente acompaña al dueño de cada proyecto a concretarlo. Con base en su experiencia, orienta y aconseja para garantizar las operaciones y la diferenciación de marca entre los usuarios.

La figura del agente comunitario

Debido a la importancia del agente de comunidad, GroundInn se ha convertido en una de las primeras empresas que trabaja en un proyecto de profesionalización. Marta Rocamora González explica que se han enfocado en desmitificar a este asesor para convertirlo en un elemento práctico dentro de la gestión de cada proyecto. Dice que, aunque hay mucha demanda de comunidad, mucha gente no sabe por dónde empezar.

Según la compañía, muchos emprendedores requieren orientación en aspectos como metodologías, procesos, research o gestión de datos. Todos son elementos indispensables para llevar la pluralidad a los espacios profesionales compartidos que se están creando y traer claridad a las personas que habitan estos nuevos modos de trabajo. Si se tiene en cuenta el auge de esta tendencia en el ámbito empresarial, el agente de comunidad será un perfil muy requerido en el futuro inmediato.

En GroundInn se están adelantando a esta demanda y se enfocan en profesionalizar a estas personas para que obtengan mejores oportunidades. Al mismo tiempo, están apoyando a las empresas en la gestión de los entornos flexibles para que les ayude a diseñar estrategias organizacionales que apoyen su crecimiento nacional e internacional.