Quantcast

El PP critica que Sánchez busque ahorrar energía quitando corbatas y la temperatura: «Es más rápido reducir ministerios»

El vicesecretario de Economía del PP, Juan Bravo, ha acusado este lunes al jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, de rescatar el «plan de Zapatero» en materia energética y pretender «imponer» medidas como quitarse la corbata o graduar la temperatura para ahorrar, con el límite de 27 grados si se trata de aire acondicionado y 19 grados si es la calefacción

«Sorprende que afecte a hospitales y colegios, que quizá sean sitios más delicados», ha declarado Bravo en una rueda de prensa en la sede nacional del PP, donde ha asegurado que si el presidente del Gobierno busca ahorrar energía con esas medidas sería «más rápido reducir ministerios» en el Gobierno, que cuenta con 22 ministros. El dirigente del PP ha subrayado que otros países de Europa sí que están ofreciendo «soluciones» a la crisis energética y económica pero Pedro Sánchez «trae el plan de Zapatero», como «quitar la corbata, bajar la temperaturas, reducir la velocidad en las carreteras o el plan E next generation».

«GOLPEA DOS VECES EN LA MISMA PIEDRA»

«Esto de golpear dos veces en la misma piedra no debería pasarnos porque lo que ha pasado aquí ya lo hemos conocido anteriormente cuando se aplicaron esas políticas de Zapatero», ha manifestado el responsable de Economía del PP. Bravo ha señalado que la propia presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha apuntado a una posibilidad de corte de del gas ruso. «Cuanto menos, deberíamos estar preparándonos con medidas efectivas ante esa posibilidad», ha apostillado.

Así, ha puesto de ejemplo lo que están haciendo otros países, como Alemania, que «reactiva centrales térmicas», o Francia que está trabajando en la «construcción de mini centrales nucleares» para poder tener independencia energética. Sin embargo, ha criticado que la «principal medida» que proponga Sánchez sea «quitarse la corbata». «Creo honradamente que deberíamos trabajar en cuestiones un poco más productivas para los españoles», ha manifestado.

En este punto, ha recordado el plan de Alberto Núñez Feijóo plantea acelerar los proyectos en materia de renovables, dar un «mensaje claro de que las nucleares y el gas, como plantea Europa son energías de transición» y hay que «hacer las inversiones que son necesarias para prolongar la vida de esas centrales». Además, ha defendido que se utilicen fondos europeos y se aceleren las inversiones a través de las empresas.

«Con lo que hemos oído creo que no va a solucionar mucho los problemas y recuerda al presidente Zapatero. Y cuándo alguien se acerca a las políticas que aplicó el presidente Zapatero, la solución no fue la mejor ni a los españoles les fue mejor», ha indicado.

SIN CONTACTO CON EL PP PARA HABLAR DE MEDIDAS ENERGÉTICAS

Al ser preguntado si la medida para limitar la temperatura no le parece efectiva, Bravo ha admitido que todo aquello que sea ahorro energético está «bien» pero hay «muchas más medidas que aportarían» como las que están planteando Francia y Alemania. Sin embargo, se ha quejado que la solución del Gobierno sea «bajar los grados o quitarse la corbata». «A lo mejor es más rápido si reducimos ministerios. Ahí encontraríamos un ahorro más rápido», ha advertido.

En este punto, se ha quejado de que el Gobierno no haya mantenido ningún contacto con el PP para hablar de este real decreto ley que se aprobará en el Consejo de Ministros. «De nuevo nadie nos ha llamado», ha indicado, para agregar que en otros decretos ha prometido luego negociarlo como proyecto de ley pero no lo ha puesto en práctica.

AFEA A LA VICEPRESIDENTA RIBERA SU ACTITUD

Asimismo, Bravo ha aludido a las críticas de la vicepresidenta Teresa Ribera a la Comisión Europea cuando decía que España había hecho sus deberes y no tenía por qué cumplir las propuestas de la UE. A su entender, es «atrevido» que un país que ha recibido ayudas como los next generation y la «compra de la deuda a tipo cero» no haga luego «un gesto de solidaridad».

Además, ha echado en cara también a Ribera que ante la propuesta europea dijera que no había habido cogobernanza cuando esa era la «principal queja de las CCAA» con los fondos europeos. «Ella tendría que saber las consecuencias que tiene esa falta de cogobernanza», ha enfatizado.