Quantcast

Cataluña vivió un julio “entre los tres más cálidos” medidos

Cataluña ha vivido un mes de julio “entre los tres más cálidos” medidos, junto a los de 2015 y 2006, siendo el más cálido en diversas comarcas del norte, sobre todo en el Pirineu y Prepirineu, ha informado este lunes el Servei Meterològic de Cataluña (SMC) en un comunicado. El mes ha estado marcado por una cuña anticiclónica persistente y por una masa de aire tropical muy cálida en los niveles más bajos de la troposfera que ha provocado valores térmicos de plena canícula en Cataluña.

Las anomalías positivas de temperatura han sido por encima de los 4 grados centígrados en gran parte de la mitad norte de Cataluña, relacionados con la persistencia del calor y no tanto con los registros máximos alcanzados. Entre los días 11 y 25 de julio de 2022 se produjo una de las olas de calor más persistentes medidas en Cataluña, con más de dos semanas de calor superior al normal en plena canícula.

La persistencia de la masa de aire cálido procedente del norte de África que dominó la península ibérica durante más de dos semanas, llegando en algunos momentos incluso en Gran Bretaña, es la causa de “uno de los periodos más largos de calor sostenida” en Cataluña en los últimos años. Pese a la excepcionalidad, solo cuatro de las 153 estaciones de la Xarxa d’Estacions Meteorològiques Automàtiques (Xema), que tienen más de diez años de datos, superaron su máxima de toda la serie y 23 la de un mes de julio.

Las noches tropicales –temperatura igual o superior a los 20 grados– fueron habituales a sectores costeros, pero también en lugares elevados del interior, y noches tórridas –con temperatura igual o superior a los 25– en el área metropolitana de Barcelona, con el Raval con 15. El mes ha sido muy cálido en el norte de Cataluña, mientras que en el sur ha sido cálido, pero con unas anomalías más moderadas.

De las 110 estaciones de la XEM gestionadas por el SMC con más de 20 años de datos, la mitad han igualado o superado el julio más cálido de la serie, fundamentalmente en el Pirineu, Prepirineu y macizo del Montseny; en la depresión central, del litoral y del prelitoral, los julios de 2015 y 2006 todavía fueron ligeramente más cálidos. En Cabanes (Girona), con una serie de temperatura de 72 años, desde 1950, ha sido el mes de julio más cálido de la serie, con una media de 26,7 grados.