Quantcast

Veinte detenidos por la explotación sexual de mujeres en una casa de citas de Rincón de la Victoria (Málaga)

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado un grupo criminal dedicado a la explotación sexual, que operaba en una casa de citas, ubicada en la localidad malagueña del Rincón de la Victoria. La actuación policial se ha saldado con la detención de 20 personas, acusadas por los delitos de trata de seres humanos con fines de explotación sexual, tráfico de sustancias estupefacientes, blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal, de la cuales ocho ingresaron en prisión por decisión judicial.

La investigación ha revelado que numerosas mujeres habrían sido explotadas en la vivienda objeto de las vigilancias, sometiéndolas a largas jornadas de empleo y en condiciones de hacinamiento. Además, las averiguaciones sitúan a esta organización criminal como una de las más arraigadas en la provincia, con un beneficio económico y patrimonial superior al de la mayoría de clubes de alterne de Málaga.

Finalmente, en los registros realizados fueron intervenidas diversas sustancias estupefacientes, precursores para su elaboración y distribución, y cuantiosa documentación relevante para la investigación, según ha informado la Policía Nacional en un comunicado.

Esta operación policial, iniciada hace dos años ante informaciones recibidas en la Comisaría Provincial de Málaga sobre un chalé, situado en Rincón de la Victoria (Málaga), donde podrían estar siendo explotadas mujeres, ha sido desarrollada en diversas fases que se ha prologado en el tiempo por el difícil acceso a las víctimas y la complejidad de los hechos investigados.

Las primeras gestiones permitieron la comprobación de los hechos, manifestados de forma anónima, y la recopilación de datos que consiguieron el acercamiento a varias mujeres que habrían sido explotadas sexualmente en la casa de citas objeto de la investigación.

Las declaraciones expuestas por las víctimas constataron que los agentes se encontraban ante un grupo criminal, perfectamente organizado y estructurado en distintos niveles de responsabilidad, dirigido por un varón con un amplio historial delictivo.

La organización obtenía importantes beneficios económicos, provenientes, por un lado, del porcentaje de las ganancias de los servicios sexuales prestados por las víctimas, y por otro de las consumiciones –bebidas alcohólicas– que los clientes pagaban a las chicas. Además de estos servicios, las mujeres eran obligadas a ofrecer droga a los clientes, siendo obtenida, elaborada y distribuida por la misma organización.

JORNADAS INTERMINABLES Y HACINAMIENTO

En la materialización de la primera fase operativa, llevada a cabo por agentes adscritos al grupo I de UCRIF de Málaga, en colaboración con las Brigadas Provinciales de Extranjería y Fronteras y Seguridad Ciudadana, se realizaron cuatro entradas y registros –tres domicilios y un trastero–, donde consiguieron intervenir 60 gramos de cocaína, 25 gramos de cocaína rosa, 800 gramos de marihuana, precursores para la elaboración y distribución de drogas, 6.785 euros y abundante documentación. Por todo ello, fueron arrestadas nueve personas por su relación con los ilícitos.

Las indagaciones, en esta etapa del procedimiento, expusieron que las mujeres, víctimas de trata de seres humanos, eran forzadas a realizar en periodos continuados de 21 días, jornadas de 24 horas los siete días de semana, todo ello viviendo y pernoctando en la propia casa de citas en condiciones de hacinamiento.

BLANQUEAN BENEFICIOS CON UNA EMPRESA DE ALOJAMIENTOS TURÍSTICOS

El análisis de los datos obtenidos y los documentos intervenidos permitieron la continuación de la explotación operativa, con el fin de lograr la total desarticulación de esta organización.

Así, la investigación patrimonial llevada a cabo de forma paralela por el Grupo IV de UCRIF (Málaga) reveló que, los altos beneficios económicos que obtenían los integrantes eran blanqueados a través de una empresa de alojamientos turísticos. Esta sociedad, fue creada por el cabecilla de la trama y sus más cercanos colaboradores, ampliando su estructura societaria con otras dos mercantiles pantallas.

Originariamente, canalizaban las liquidaciones recibidas en los TPV (terminales de punto de venta) instalados en el club de alterne, a las cuentas bancarias de la sociedad principal, llegando a facturar en cinco años más de 1.280.000 euros. Posteriormente, ese patrimonio era utilizado para simular la adquisición de bienes y servicios, entre las tres mercantiles investigadas.

Esta trama instrumental ha permitido incorporar al tráfico legal las ganancias económicas obtenidas tanto a través de la explotación sexual como el tráfico de sustancias estupefacientes, dificultando arduamente la investigación policial.

Las apreciaciones policiales estiman que la casa de citas podría haber dado cabida a más de 300 mujeres, que eran explotadas en su interior a través del ejercicio de la prostitución, conformándose además como un club con un volumen de negocio superior al de la mayoría de la provincia de Málaga.

El atestado policial y los 20 arrestados por los delitos de trata de seres humanos con fines de explotación sexual, tráfico de sustancias estupefacientes, blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal, fueron puesto a disposición de la autoridad, decretando esta el ingreso en prisión de ocho de ellos.

Desde la Policía Nacional han pedido a la ciudadanía que si tiene conocimiento de algún hecho de trata de seres humanos se informe a través de la línea telefónica 900 10 50 90 y un correo electrónico [email protected] La denuncia es anónima y confidencial en este tipo de delitos, no quedando reflejada la llamada en la factura telefónica.

La Asamblea General de la ONU decretó el 30 de julio como Día Mundial contra la Trata de Personas, con la clara intención de concienciar a las personas y sobre todo a los gobiernos acerca de la grave problemática que ha acarreado la expansión de este delito.