Quantcast

Fitness, el mejor aliado para la salud

Se trata de una nueva modalidad deportiva que se ha puesto de moda en los últimos tiempos, sabiendo que además de ayudar a mantenerse en forma, también es un gran compañero para mejorar el estilo de vida, siempre que se combine con una buena alimentación y unos hábitos de vida saludable.

En la actualidad, cada vez son más las personas que se preocupan por su físico y su bienestar, y es precisamente por este motivo, por el que son muchas las personas que se decantan por realizar ejercicio de manera periódica. En este sentido, dentro del amplio catálogo deportivo entre el que se puede elegir, sin duda alguna, el fitness se considera una de las actividades más completas en todos los sentidos.

Hay que decir que, hoy en día, la gran mayoría de gimnasios Malaga o de cualquier otra ciudad, ofrecen entre sus servicios la posibilidad de practicar fitness. Ya sea de manera independiente, a través de clases colectivas o incluso con la ayuda de un monitor, se trata de una de las mejores opciones para mantenerse en forma y sentirse mejor con uno mismo.

¿Qué es exactamente el fitness?

Tal y como se ha mencionado anteriormente, se trata de un tipo de actividad física que se centra en mejorar el tono muscular de manera progresiva, a través de diferentes ejercicios específicos. En este sentido, los principales objetivos que se quieren alcanzar con el fitness tienen que ver con mejorar la resistencia física, desarrollando la elasticidad y la fuerza.

También se intenta aumentar la salud cardiovascular y mejorar notablemente la flexibilidad trabajando de forma intensa con los movimientos articulares.

Además de todo esto, hay que decir que con el fitness se pretende también aumentar la autoestima, ya que los usuarios se sienten mejor con ellos mismos, al ver la efectividad en los resultados.

Principales beneficios del fitness para la salud

Aunque el fitness se practica principalmente para perder peso, siendo este uno de los objetivos mayoritarios de los usuarios, lo cierto es que esta actividad física también aporta otras muchas ventajas. En este sentido, hay que recordar que mejora de manera notable la salud cardiovascular, además de ser un perfecto aliado para combatir afecciones tales como los cuadros de depresión o el estrés.

De igual modo, el fitness ayuda a fortalecer los huesos, lo que se traduce en un excelente método de prevención para el desarrollo de enfermedades como la gripe, el estreñimiento o incluso el cáncer de color, ya que es una actividad muy completa que fomenta el buen funcionamiento del organismo en general.

Combinar con una buena alimentación

Aunque los ejercicios de fitness ya son beneficiosos por sí solos, en el caso de querer obtener buenos resultados de manera más efectiva y duradera, los expertos recomiendan siempre combinar esta actividad con una buena alimentación, ya que es básico en todo esto.

Para lograr el objetivo propuesto, es importante alejar de la dieta diaria los productos de bollería industrial o los alimentos demasiado grasos. También es importante incluir alimentos en la dieta como pescados a la plancha o al horno, así como verduras, siendo lo ideal comerlas crudas.

De igual modo, se debe tomar con frecuencia productos tales como las legumbres o los cereales, ya que son alimentos ricos en hidratos de carbono, esenciales para la actividad física.

Y por supuesto, hay que dejar a un lado todo lo posible la comida rápida, los alimentos fritos o los platos precocinados.

Ejercicios básicos que se llevan a cabo en el fitness

Dentro del fitness se pueden llevar a cabo numerosos ejercicios, con el fin de obtener un buen resultado estético y saludable, encontrando el mejor de los equilibrios. Dependiendo de las necesidades de cada persona y su complexión, así habrá que establecer un tipo de rutina u otra.

En cualquier caso, la programación estándar siempre incluye la combinación de sesiones más intensas con otras más suaves, trabajando sobre el tren inferior y el superior de manera alterna.

Una semana de fitness completa podría ser: realizar ejercicios en el tren inferior el lunes y el jueves, y dejar el martes y el viernes para el tren superior. Mientras que el miércoles, sábado y domingo, se deberían realizar ejercicios de cardio o utilizarlos para descanso, siendo ideal descansar al menos 2 días a la semana.

Entre los ejercicios más habituales de fitness se encuentran: press con mancuernas, dominadas, extensión de tríceps, sentadillas, peso muerto, curl de bíceps o elevación de talones.