Quantcast

Hoy, 09 de julio, recordamos a dos santos, que son San Nicolás Pieck y Santa Verónica Giuliani

Tanto San Nicolás Pieck como Santa Verónica Giuliani resultaron ser dos figuras esenciales para la expansión de la religión en sus respectivos países, exhibiendo los principales valores que enseñó cristo. Además, ambos nombres, Nicolás y Verónica son bastante comunes en España, así que tienes otra oportunidad que te ofrece el Santoral Católico para felicitar a aquellos que conozcas.

San Nicolás Pieck

San Nicolás Pieck

San Nicolás Pieck llevó a cabo una labor encomiable a favor del cristianismo en tierras holandesas, defendiendo la fe católica hasta el día de su fallecimiento. Lo que se sabe es que en la Holanda del siglo XVI, tuvo que defender las creencias en la doctrina de Jesús luego de que un destacamento de soldados calvinistas, que llegó a ser conocido con el nombre de “la armada de los piratas” tomo posesión de la ciudad en la que vivía San Nicolás Pieck, y se dedicó a someter y a torturar a los religiosos que se encontraban en el lugar, entre los que se encontraba San Nicolás Pieck. Todo el grupo de religiosos fue sometido a tratos crueles por parte de estos soldados, y a pesar de ello, se negaron a rechazar la supremacía del papa como máximo pontífice de la Iglesia Católica, de modo que los miembros de dicha armada los condujeron hasta un granero cercano en el que fueron ejecutados, y por causa del martirio al que fueron sometidos, todo el grupo fue canonizado en el año 1867.

Santa Verónica Giuliani

Ahora toca el turno a Úrsula Giuliani, quien luego cambiaría su nombre a Verónica llegando a convertirse en Santa Verónica Giuliani, una devota de origen italiano, que llegó a convertirse en una gran mística por causa de haber tenido múltiples visiones en las que se le aparecía Jesús. Según narra la historia, en la primera de esas visiones Jesús se le apareció cargando la cruz a cuestas y a partir de la misma, Santa Verónica Giuliani comenzó a sentir un dolor agudo en un costado. Posteriormente, tuvo otra visión en la que se le apareció Jesús ofreciéndole que probara de un cáliz divino, y fue entonces cuando empezó a exhibir más de lo que la iglesia llama estigmas de la crucifixión.

Las marcas llegaron a manifestarse en su cuerpo de una manera tan patente que hasta incluso llegó a presentar las marcas en la cabeza y frente de la corona de espinas, llegando un momento en el que su cuerpo pudo mostrar las cinco marcas completas, también llamadas llagas de la crucifixión.

Pero el santoral del 09 de julio no se completa con San Nicolás Pieck y Santa Verónica Giuliani, sino que en este día también se recuerda la vida y las obras de otros santos y beatos que exhibieron las virtudes cristianas más extraordinarias, entre los que mencionamos a Santa Anatolia de Velino, San Audaz de Velino, Santa Everilda de Sajonia, San Joaquín He Kaizhi, San José Yuan Zaide, Beato Adriano Fortescue, Beato Fidel Chojnacki, Beata Juana Scopelli, Beata María de Jesús Crucificado Petkovic y Beata Paulina del Corazón de Jesús Agonizante.