Quantcast

¿Cómo feminizar la voz sin cirugía? Femivoz

Con un entrenamiento vocal para feminizar la voz que permite modificar las características vocales ligadas a la identidad y la expresión de sí, y adaptarlas a las exigencias de cada persona como base, resalta la Logopedia Emocional e Identitaria, practicada desde hace 18 años por la logopeda Mariela Astudillo.

A través del entrenamiento de parámetros como la melodía, la articulación, el volumen, el ritmo y la expresividad, el método Astudillo, método de feminización de la voz, ayuda no solo a feminizar las características acústicas masculinas de una voz, sino también a exaltar todo su potencial vocal.

Femivoz es una plataforma online especializada en esta metodología, que defiende una alternativa para feminizar la voz sin cirugía, un procedimiento de gran ayuda para que las personas transgénero, de género no binario, de género fluido, bigéneras, transformistas (o drag queen – crossdressers), e incluso cisgénero, ayudándoles a feminizar su voz, sin sufrir los difíciles efectos secundarios de un proceso quirúrgico.

La logopedia y las desventajas de la cirugía

La logopedia es actualmente el método más eficaz y sano para feminizar la voz sin causar daños en las cuerdas vocales o el aparato fonador, por lo que resulta una mejor alternativa que las cirugías de feminización de voz, como, por ejemplo, la Glotoplastia de Wendler, la aproximación cricotiroidea o la cricotiropexia, entre otras. 

Estas cirugías son en realidad procedimientos quirúrgicos de elevación tonal, por lo que no feminizan sino que agudizan la voz. Además, se trata de intervenciones irreversibles y altamente invasivas que pueden llegar a traer complicaciones y efectos secundarios importantes sobre la voz, el gesto vocal y la dinámica respiratoria. De hecho, es muy común que los efectos secundarios posoperatorios requieran rehabilitación con logopedia. En el caso de la Glotoplastia de Wendler, el espacio por el que pasa el aire se ve reducido, lo que conlleva a una reducción de potencia vocal, a una dificultad para proyectar la voz y también para alcanzar notas en voz de cabeza. Por otra parte, la aproximación cricotiroidea puede llevar a dificultades para tragar o dolores. Es por ello que la logopedia es una opción mucho más saludable y eficaz a largo plazo, ya que se adapta a todas las edades y tipo de demanda.

Un proyecto comprometido con las identidades diversas

Con el método Astudillo se puede alcanzar una feminización de la voz, duradera y sin efectos secundarios. Además, aparte de feminizar la voz, el método Astudillo se aplica a todo tipo de casos de voz identitaria, como la armonización de la voz no binaria, la masculinización de la voz para hombres transgénero y puberfonías, entre otras posibilidades. Femivoz ofrece entrenamientos vocales basados en la voz emocional e identitaria, aportando así soluciones vocales duraderas que respetan la salud, la identidad, la personalidad y las exigencias de cada persona.

Estos entrenamientos abren una gran cantidad de puertas para todo el espectro de la comunidad LGBTI, ya que apoyan la diversidad no solo identitaria, sino también expresiva, emocional, vocal, etc. Este proyecto nace de un profundo compromiso con la naturaleza humana y de una fuerte convicción de que todas las personas son libres de construir y caracterizar su identidad en sus propios términos, para lo cual, Femivoz aporta las herramientas en cuanto a la transformación de la voz para lograr este objetivo.