La ensalada de patatas que jamás has probado antes

Comer una rica ensalada está de moda; y es que con la llegada del verano, aprovechar todo el sabor y frescura que las mismas ofrecen, es una de las mejores alternativas para comer rico y saludable. Entre las ensaladas más saciantes para el verano, la ensaladilla rusa ocupa un emblemático lugar, pero no es la única que puedes preparar.

Las patatas juegan un papel de alta relevancia en la gastronomía española y más allá de comerlas en la tradicional tortilla, aprovecharlas en las más ricas ensaladas siempre será un acierto. Conoce esta receta de ensalada de patatas que se convertirá en tu favorita y anímate a prepararla.

[nextpage]

Una ensalada de patatas diferente que tienes que preparar

La Ensalada De Patatas Que Jamás Has Probado Antes

La ensalada de patatas que hoy te propongo, no solo para este verano, sino también para disfrutarla cuando gustes, tiene sabores deliciosos y marcaos, pues el pepinillo y la mostaza, se encuentran presentes para dar el más rico gusto.

Además de estos ingredientes mencionados, un buen caldo forma parte de una sinfonía de sabores que serán todo un placer para ti. Conocida también como ensalada de patatas alemana, la kartoffelsalat, no deja a ningún comensal indiferente, así que veamos cómo la puedes hacer en casa.

 [/nextpage][nextpage] 

Ingredientes que necesitarás para preparar esta deliciosa ensalada

Comida

Algunos de los ingredientes que vas a necesitar para la preparación de este plato, te los he ido mencionando para que puedas conocerlos; pues bien, veamos cuáles otros vas a necesitar y también las proporciones de cada uno de ellos. Esta receta está calculada para 4 comensales, pero recuerda que puedes ajustar las cantidades a gusto.

Los ingredientes que vas a necesitar son: 1 kg de patatas, 50 gramos de pepinillos, 1 cebolla, 2 cucharadas de perejil, 3 cucharadas de mostaza picante, 300 ml de caldo, 80 ml de vinagre de manzana, 1 pizca de nuez moscada, azúcar, 120 ml de aceite de sabor suave, pimienta negra recién molida y sal al gusto.

 [/nextpage][nextpage] 

Una rica ensalada de patatas para veganos

Cocina

Ya que te he presentado los ingredientes de esta ensalada de patatas deliciosa y diferente, es válido comentarte que la misma es completamente apta para veganos, pues, a diferencia de otras ensaladas veraniegas, la misma no lleva mayonesa, atún u otros ingredientes de origen animal.

Con relación al caldo, este no tiene que ser necesariamente de ternera o de pollo, ya que como sabrás, un rico caldo de verduras puede llegar a ser muy versátil y para la preparación de este plato, será perfecto en su versión vegana. 

 [/nextpage][nextpage] 

Comienza con la cocción de las patatas

La Ensalada De Patatas Que Jamás Has Probado Antes

Para comenzar con la preparación de la ensalada, pon a cocer las patatas lavadas y con su piel. Recuerda que el tiempo de cocción dependerá del tamaño de las patatas elegidas.

Deja que las patatas se cuezan hasta que estén tiernas, pero firmes para cortarlas sin que se deshagan. Para saber si están listas, pínchalas con un palillo. Retíralas del agua caliente y déjalas templar.

 [/nextpage][nextpage] 

Prepara los ingredientes de un rico y sencillo sofrito

Comida

Cuando tengas el tubérculo en el agua de cocción, puedes ir adelantando los paso, ya que esta ensalada de patatas se consume tibia.

Mientras se cuecen, pela la cebolla y pícala en pequeños cubos. Este ingrediente dará un increíble sabor a este plato. Con la cebolla como aliada, la ensalada tendrá un gustito diferente y muy distintivo que va a encantar a tus invitados.

 [/nextpage][nextpage] 

Así preparas el sofrito para la ensalada de patatas

La Ensalada De Patatas Que Jamás Has Probado Antes

Una vez que tengas la cebolla pelada y cortada en pequeños cubos, pon al fuego medio una sartén y vierte un chorrito de aceite de sabor suave. Puedes utilizar aceite de girasol, ya que este tendrá un sabor más neutro que el tradicional aceite de oliva virgen extra.

Cuando el aceite esté caliente, añade las cebollas y déjalas cocinar para que se pochen un poco. No es necesario dejarlas dorar demasiado, solamente con tenerlas pochadas bastará para que liberen todo su sabor y dulzor.

 [/nextpage][nextpage] 

El caldo, un protagonista de impacto en esta receta

Cocina

Cuando tengas la cebolla perfectamente pochada, será el momento de añadir las dos cucharadas de mostaza. Una vez añadida, remueve muy bien para que la cebolla se impregne de su sabor y mantén la cocción a fuego medio en todo momento. 

Al tener la cebolla bien impregnada con la mostaza y de un color amarillo, vierte un vaso de caldo; que tal como te he comentado, puede ser de pollo, ternera o de verduras en caso de querer disfrutar de una ensalada de patatas vegana.

 [/nextpage][nextpage] 

Termina la preparación

La Ensalada De Patatas Que Jamás Has Probado Antes

Remueve bien el caldo para que se integren todos los ingredientes y añade un chorro de aceite de oliva, un vasito de vinagre y procede a remover con un batidor manual de varillas. 

Al terminar de batir con las varillas, deja que la salsa se vaya cocinando y que el proceso de emulsión haga que quede más espesa y perfectamente emulsionada. Espolvorea una pizca de pimienta negra recién molida, azúcar y una pizca de nuez moscada.

 [/nextpage][nextpage] 

Prepara las patatas y pepinillos

Comida

Con la salsa perfectamente emulsionada, prepara las patatas; las cuales para este punto de la preparación deben estar ya cocidas y aún calientes. Retírales la piel con cuidado de no quemarte. Puedes seguir estos trucos para evitar las quemaduras al pelar este tubérculo en caliente.

Una vez peladas, córtalas en rodajas de grosor medio; y si las patatas son muy grandes, corta cada rodaja a la mitad. Escurre los pepinillos y cuando estén bien escurridos, pícalos en rodajas delgadas o en trocitos finos. 

 [/nextpage][nextpage] 

Termina de preparar esta ensalada de patatas

La Ensalada De Patatas Que Jamás Has Probado Antes

Para terminar con la preparación de la ensalada de patatas, coloca las patatas y pepinillos picados en un bol y vierte por encima la salsa. Añade el perejil fresco finamente picado y una pizca de sal.

Mezcla todos los ingredientes con cuidado para no romper las patatas y estará lista para su disfrute. Puedes disfrutar de todo su sabor aún templada, o llevándola a la nevera para comerla fresquita y degustarla como un plato refrescante de verano. 

    [/nextpage]