Quantcast

Vania Millán retoma el reto de ser madre después de su boda con Julián Bayón

“Para mí fue maravillosa. Yo me divertí mucho y estuve muy feliz”, ha declarado Vania Millán, en sus primeros comentarios después de su boda con Julián Bayón. La pareja se casó en Madrid el 4 de junio, y ya ha vuelto de su luna de miel.

Radiante, Vania confiesa que el balance que hace de su matrimonio es “muy bueno” y destaca que “por el momento” no puede decir que haya notado ningún cambio: “Seguimos igual que como pareja. Vivimos igual, trabajamos igual y vivimos en el mismo sitio, así que no hay malos efectos secundarios”.

Sin embargo, algo sí ha cambiado, ya que tras ‘aparcar’ temporalmente su sueño de convertirse en madre para preparar con calma su boda, la que fuera Miss España 2002 revela que ha retomado sus planes para intentar cumplir un sueño que se le está resistiendo.

“Ha sido un año entero de tratamientos, tres intentos seguidos con sus momentos de medicación, que te remueve bastante. Sabía que podía ser difícil lo de ser madre pero reconozco cada vez que lo intentas la jarra de agua cada vez es más fría. Son carreras muy largas. Hay que ser prudente, vivirlo con emoción y ganas pero con la serenidad suficiente para no descolocarte” reconocía hace unos meses, sincerándose como nunca sobre sus dificultades para quedarse embarazada.

Un sueño por cumplir que Vania ha retomado tras su boda, como nos cuenta ilusionada: “Ahí voy, ya hay que empezar otra vez el reto”. Un reto que afronta, como confiesa, “con tranquilidad y mucho ánimo”.