Quantcast

Indra recibe el respaldo de los accionistas a una gestión con crecimientos récords

La Junta de Accionistas de Indra aprobó este jueves los principales acuerdos y nombramientos presentados por el Consejo de Administración de la compañía.

El presidente, Marc Murtra, presentó el balance del último ejercicio, que dijo que ha sido de “resultados extraordinarios”, con el logro de “máximos históricos en cartera, ingresos y flujo de caja”, y afirmó que en lo que va de 2022 el grupo también está mostrando un gran desempeño teniendo en cuenta las incertidumbres por la crisis internacional.

Murtra se refirió al aumento de la participación accionarial de la SEPI en Indra hasta cerca del 25%.

Aseguró que se están produciendo en el ámbito europeo de los Gobiernos muchas decisiones en materia de seguridad y defensa, “y de ahí el valor y la relevancia estratégica de la presencia de la SEPI en nuestro accionariado y su compromiso inequívoco con nosotros”.

“Este compromiso es necesario para defender el papel y la participación de Indra en los grandes proyectos de inversión europeos. Esos grandes proyectos se deciden y reparten en el ámbito de los Gobiernos”, añadió. “Es una obviedad que todos los países quieren tener la mayor participación de sus empresas en los ámbitos de mayor valor añadido, como los sistemas”.

Murtra remarcó que “las empresas europeas homologables a Indra cuentan con el apoyo decidido y activo de sus respectivos Gobiernos. Para nosotros contar con ese mismo nivel de apoyo no es sólo una ventaja, es una condición necesaria”.

Dijo que el respaldo del Gobierno a través de la SEPI ha permitido la entrada de nuevos socios como SAPA, “que quieren formar parte de esta nueva atapa”.

En la Junta de Accionistas, el fondo Amper planteó con éxito el cese de cuatro consejeros críticos con el mayor control de la SEPI en el Consejo de Administración: Alberto Terol, Carmen Aquerreta, Enrique de Leiva y Ana de Pro. Los cuatro consejeros fueron cesados con el 53,06% de los votos a favor y el 46,93% en contra. Amber defendió los ceses para dar “una mayor cohesión y estabilidad” al órgano de gobierno.

Alberto Terol, hasta ahora vicepresidente y consejero coordinador y que había presentado su dimisión antes de la Junta al conocer las intenciones de Amber, tomó la palabra para rechazar el incremento de poder de la SEPI en Indra y el “atropello” y la “escandalera” que supone, a su juicio, el cese ‘in extremis’ de consejeros para lograr ese mayor peso del Estado en la tecnológica.