Quantcast

El renting, la mejor forma de experimentar todas las ventajas del coche eléctrico

Los coches eléctricos ganan cada día posiciones en el mercado internacional. Sus ventajas frente a los de combustión parecen no tener fin. No obstante, hay todavía muchas reticencias por parte de los consumidores a la hora de comprarlos, debido principalmente a los altos precios y a tratarse de una tecnología muy nueva de la que se desconoce su rendimiento en el día a día. Por estos motivos, el renting de coches eléctricos se presenta como la mejor opción para probarlos sin necesidad de hacer un gran desembolso de dinero.

Los coches eléctricos forman parte de una realidad que ha llegado para quedarse, en buena medida, por los beneficios que representan frente a los coches tradicionales de combustión. No obstante, un cambio tan significativo en la movilidad levanta mucha incertidumbre y a los consumidores les asaltan bastantes dudas. Por este motivo, para dar salida a toda esa incertidumbre, una de las mejores opciones es optar por el renting de coches para particulares y experimentar en primera persona si realmente cubre las expectativas y necesidades de cada usuario

Beneficios del coche eléctrico frente a los de combustión

A continuación, se presentan las ventajas que ofrece un vehículo eléctrico, pues, aunque algunas resultan evidentes, otras pueden pasar bastante desapercibidas.

Son respetuosos con el medio ambiente

Los coches eléctricos cuentan aportan un beneficio fundamental para el planeta que contribuye a disminuir la contaminación medioambiental. Esta tecnología emite 0 gases contaminantes y de efecto invernadero a la atmósfera al no necesitar ningún tipo de combustible de combustión para funcionar, ya que tan solo requieren cargar las baterías. Este sería un motivo más que suficiente para que la sociedad entera hiciese la transición a este tipo de vehículos, aportando entre todos, la solución que el planeta necesita para recuperar su salud.

Muy silenciosos

Además de la contaminación atmosférica, los coches de combustión se caracterizan por muy ruidosos. La contaminación acústica es uno de los grandes problemas en las cuidades. En este sentido, el coche eléctrico es mucho menos ruidoso que el de gasolina o diesel, una ventaja añadida para ganar en calidad de vida, especialmente en las grandes urbes.

Más económicos en el día a día

Al ser una tecnología tan nueva, los precios para adquirir un coche eléctrico todavía son más elevados que los de un coche de combustión, aunque cada día bajan más. Sin embargo, los coches eléctricos son más baratos de mantener, pues su mecánica es menos complicada y sufre menos averías. Por otro lado, en cuanto al consumo, también resultan más económicos, en torno a 1 euro cada 100 km, una diferencia abismal en relación al precio en alza de los carburantes tradicionales.

En definitiva, las principales ventajas que presenta el coche eléctrico son su fiabilidad (con menos averías), su bajo consumo (más rentable en la conducción diaria) y su ventajosa posición respecto a las políticas medioambientales actuales (pueden circular sin sufrir restricciones).

Beneficios del renting de vehículos eléctricos

A pesar de todas las ventajas señaladas, sigue siendo más beneficioso el renting de coches eléctricos que la compra directa. El motivo es que a las ventajas del renting tradicional de vehículos hay que sumarle la de poder probar la última tecnología sin hacer un gran esfuerzo económico. Esto ofrece la oportunidad de probarlo y saber realmente si la sociedad está preparada para este tipo de coches. En este sentido, muchos ciudadanos están preocupados en cuanto a la autonomía, los puntos de carga… con un renting se podrá experimentar si hay o no problemas en relación a este y otros aspectos.

Además de despejar incógnitas sobre esta nueva forma de movilidad, el renting de vehículos eléctricos tiene aparejados los mismos beneficios que el renting tradicional.

En primer lugar, desaparecen los problemas de financiación o tener que hacer un desembolso grande de capital inicial. Esto permite mantener una economía saneada y no deshacerse de los ahorros para futuras necesidades.

En segundo lugar, con una cuota el consumidor se despreocupa de todo, pues entran las posibles averías, las revisiones en el taller, el cambio de neumáticos cuando sea necesarios, el seguro a todo riesgo….

En tercer lugar, y directamente relacionado con el punto anterior, se tiene un control total sobre los gastos mensuales relacionados con el vehículo. Las previsiones de gastos mensuales no cambiarán, independientemente de que ese mes tenga que pasar por el taller por el motivo que sea (revisión, cambio de neumáticos, avería…). Esta es una ventaja que se agradece mucho para que la economía familiar no se vea resentida por algún gasto inesperado.