Quantcast

Marín descarta formar parte del gobierno de Moreno como independiente

Ciudadanos ha sufrido un mazazo electoral al quedarse sin representación en Andalucía. Aunque han intentado presumir de gestión en la campaña electoral, no se ha capitalizado en votos. El candidato Juan Marín ha dimitido de todos sus cargos en el partido asumiendo en primera persona la responsabilidad por la derrota.

El vicepresidente de la Junta de Andalucía en funciones ha descartado este lunes formar parte como independiente del futuro gobierno que haga el presidente andaluz en funciones, Juanma Moreno, hipótesis que ha rechazado con un “no, no” y con un “cumplo mi palabra”, además de preguntarse “no sé qué he hecho tan mal para un castigo tan duro” tras un resultado electoral que deja a su partido fuera del Parlamento autonómico.

En una entrevista con la Cadena Ser, ha negado la posibilidad de seguir sentado en el Consejo de Gobierno, planteamiento sobre el que ha redundado en otra entrevista con Telecinco para plantear que “no voy a estar en un gobierno donde no está mi partido“.

Marín que ha explicado que habló con Moreno cuando el escrutinio era de un 80% para felicitarlo, ha indicado que el presidente andaluz en funciones “me dio muchos ánimos” y que le planteó que “le gustaría contar conmigo”, mientras que su reacción fue plantear “seguir haciendo mi labor en el gobierno, que ha finalizado en este momento” y tender la mano para plantear que “si puedo ayudar desde fuera me tendrá” a su disposición.

Marín, quien ha dado cuenta de que se encontraba en San Telmo, sede la Presidencia de la Junta de Andalucía y de su Vicepresidencia, “intentando preparar el Consejo de Gobierno, toda la semana” por cuanto “no quiero marcharme sin que todo esté en orden”, en alusión al traspaso de la cartera cuando tome posesión el nuevo gobierno andaluz.

El vicepresidente andaluz, quien en la noche de este domingo anunció que presentaba la dimisión de todos sus cargos en Ciudadanos, ha explicado que habló anoche con la presidenta de su partido, Inés Arrimadas, quien le instó a pensar sobre el anuncio que había hecho y ha asegurado en antena que “no tengo nada que pensar”, convencido de que “mi obligación es dar paso a otra compañera, otro compañero, que seguro que lo puede hacer mejor que yo”.

“Me quedo en Ciudadanos como afiliado de base, no tengo ninguna responsabilidad de cargo”, ha apostillado en ese sentido. “He renunciado de forma irrevocable de todos los cargos en mi partido”, ha afirmado en Telecinco.

Preguntado por la situación de su partido, donde ha quedado sin representación parlamentaria en la Asamblea de Madrid y el Parlamento de Andalucía y cuenta con un solo diputado en las Cortes de Castilla y León, ha indicado que “no sé analizarlo” y preguntarse en el caso concreto andaluz que de “hacerlo de otra forma quizás hubiéramos tenido otro resultado”, así como ha expresado su deseo de que “el PP haga un trabajo de continuidad” en el gobierno andaluz con “la pena de no poder seguir aplicando esas recetas”.

En su análisis de que Cs haya pasado de ser el tercer partido en el Parlamento andaluz con 21 diputados y decisivo para lograr el gobierno de coalición con el PP a ser extraparlamentario, Marín ha sostenido que “he estado ocupado de la gestión, no me he ocupado de vender la gestión” y concluir con ello que “el PP ha sacado más rentabilidad”, antes de expresar que “le deseo toda la suerte” a Juanma Moreno, de quien ha trasladado que “me une gran amistad”, así como ha recordado que con su peor resultado en 2018, con 26 escaños, se convirtió en presidente mientras que “hoy tiene mayoría absoluta”. “Lo ha hecho bastante mejor que yo”, ha apuntado Marín.

Tras apuntar como balance tres años y medio de gobierno que “he sido feliz dirigiendo las políticas del gobierno aportando todo lo que he sabido hacer” y declararse “orgulloso de la labor” pese a “un resultado contundente” por adverso para Cs, ha explicado que a partir de la formación del nuevo gobierno su planteamiento “es descansar, recuperar a los amigos, mi vida, me lo merezco”, convencido de que “la vida nos lleva, no somos nosotros”.

Sobre el perfil de su sustituto o sustituta al frente del liderazgo de Cs en Andalucía, Marín ha reconocido que no tiene “a nadie en mente” con el argumento de que “todos los que nos hemos presentado no hemos conseguido el apoyo”.

“No se me ocurre, si me piden mi opinión la daré“, ha esgrimido Marín, quien se ha mostrado partidario de “un cambio total con nuevas personas”, al tiempo que ha apelado a los recursos humanos existentes en su partido, entre los que ha planteado la existencia de “400 concejales y 19 alcaldes”.