Quantcast

Qué es el síndrome de Ramsay Hunt

La dolencia de la que vamos a comentarte hoy es algo bastante serio, que requiere de cuidados especiales, porque es una clase particular de Herpes Zóster muy particular, porque ataca el área del oído, se trata del síndrome de Ramsay Hunt y no sólo es preocupante, sino que sus consecuencias suelen ser muy graves, así que tómate unos minutos para que puedas enterarte de qué se trata y las medidas que deben tomarse y como puede prevenirse.

¿Qué es el síndrome de Ramsay Hunt?

¿Qué es el síndrome de Ramsay Hunt?

Se trata de un Herpes Zóster Ótico, que se presenta cuando ocurre un brote de culebrilla que afecta un nervio fácil que se encuentre cerca de uno de los oídos. El grave problema es que esta dolencia, junto con una dolorosa erupción propia de las culebrillas, podría provocar una parálisis facial y, si no se tienen los cuidados necesarios, hasta es probable que provoque la pérdida de audición del oído que se vea afectado, por lo que es una afección de bastante cuidado.

¿Qué lo causa?

El síndrome de Ramsay Hunt es causado por el mismo virus que produce la varicela, para la cual fue restablecida la vacunación en bebés desde el año 2015. Luego de que desaparece la enfermedad de la varicela de una persona que la ha sufrido, este virus subsiste en los nervios de la misma, pudiendo reactivarse años después y cuando reaparece, es posible que afecte los nervios faciales.

Por eso, para reducir el riesgo de sufrir de este síndrome, si se padece de varicela, se debe seguir un tratamiento oportuno y efectivo, de modo que se reduzcan los riesgos de complicaciones posteriores que pueden manifestarse y que pueden incluir una debilidad muscular en la cara de forma permanente y hasta la sordera.

¿Cómo se manifiesta el síndrome de Ramsay Hunt?

Se hace presente con un sarpullido de coloración roja bastante doloroso, acompañado de ampollas o pústulas que se encuentra en el interior y rodeando el oído afectado, llenas de líquido, con el que se debe tener especial cuidado. Normalmente se manifiesta también con una debilidad, así como con una parálisis facial del mismo lado del oído que se encuentra afectado.

Lo común es que la parálisis facial y la erupción de manifiesten a un mismo tiempo, aunque también es posible que uno de éstos síntomas se manifieste antes que otro. En casos más afortunados, es posible que el sarpullido no aparezca, pero es no lo hace menos serio, sólo menos molesto.

¿Cuáles son los síntomas del síndrome Ramsay Hunt?

Los síntomas con los que se presenta el síndrome Ramsay Hunt son:

  • Dolor en el oído.
  • Pérdida o disminución considerable de la audiencia.
  • Tinnitus o zumbido en el oído.
  • Dificultades para poder cerrar completamente el ojo del lado afectado.
  • Vértigo o sensación de moverse o de girar.
  • Cambios en el sentido del gusto o pérdida del mismo totalmente.
  • Los ojos y la boca secos.

¿En qué momento se debe acudir al médico?

Nuestra recomendación es que lo hagas desde que se manifiesta el primer síntoma de cualquiera de los que te hemos nombrado, ya sea la erupción del Herpes Zóster o si llegas a sentir alguna clase parálisis facial, en particular si tuviste varicela en el pasado, pues debes recordar que el síndrome de Ramsay Hunt es una consecuencia de la reactivación del virus de esta enfermedad que ha permanecido latente en tu organismo.

¿Cuáles son los factores de riesgo?

¿Cuáles son los factores de riesgo?

La mala noticia es que el síndrome de Ramsay Hunt puede afectar a cualquier individuo que haya sufrido de varicela. Aunque es más común que lo sufran individuos adultos mayores, que por lo general son personas que ya han pasado de los sesenta años de edad. Afortunadamente este síndrome es poco frecuente que se presente en niños.

Pero hay buenas noticias, el síndrome Ramsay Hunt no se contagia. No obstante, cuando se reactiva el virus de la varicela en la forma de este Herpes Zóster, podría ocasionar que otras personas se contagien de la propia varicela si no la han sufrido con anterioridad, o si no han recibido la vacuna contra esta enfermedad. La infección que se produce como consecuencia de la misma puede comprometer el sistema inmune de las personas.

¿Qué se debe hacer en estos casos?

Lo primero es ser muy cuidadosos y tratar de evitar tener contacto directo con el líquido en caso de que una de las ampollas que se hayan manifestado se rompa, y hasta que no se haya formado la costra sobre las mismas, se debe evitar tener contacto directo con:

  • Todo individuo que nunca haya sufrido de varicela o que no haya sido vacunado contra esta enfermedad.
  • Todo individuo que tenga su sistema inmune debilitado.
  • Los recién nacidos.
  • Las mujeres embarazadas

¿Cuáles son las complicaciones que puede producir este síndrome?

El síndrome Ramsay Hunt puede provocar ciertas complicaciones, entre las cuales se encuentran:

  • Debilidad facial y pérdida permanente de la audición. Es común que para la mayoría de los pacientes la parálisis facial y la pérdida de la audición asociada con el síndrome Ramsay Hunt sea temporal, pero hay casos en los que se ha convertido en una condición permanente.
  • Daños oculares. La debilidad facial que produce el síndrome de Ramsay Hunt podría dificultar bastante el cierre de los párpados. Si esto ocurre, la córnea del ojo afectado, que es la que protege al ojo, puede sufrir daños. Este tipo de daños puede ocasionar dolor ocular y que la visión se torne borrosa.
  • Neuralgia posherpética. Se trata de una afección dolorosa que se presenta cuando la infección por el Herpes Zóster logra dañar las fibras de los nervios. Lo que ocurre es que los mensajes que deben ser enviados por estas fibras de los nervios afectados se confunden y se exageran, lo que produce dolor cuya duración puede ser muy prolongada, incluso después de que los síntomas y los signos del síndrome de Ramsay Hunt hayan desaparecido.

¿Cuáles son las medidas de prevención que deben tomarse?

De manera rutinaria, los niños son vacunados contra la varicela, de hecho, los pediatras creen que la vacuna de la varicela se deben vender en farmacias, y con ello minimiza bastante la posibilidad de que lleguen a infectarse con el virus de esta enfermedad, pero se le recomienda a las personas mayores de los cincuenta años que se vacunen contra el Herpes Zóster.