Quantcast

Ante las demandas bancarias por el incumplimiento de pago de su tarjeta de crédito, Cancelamos tu Deuda en Canarias defiende los intereses de sus clientes

Ante una situación de impago de una tarjeta de crédito, algunas entidades financieras toman acciones severas para obtener la cancelación de la cantidad adeudada.

Una de ellas es introducir una demanda legal por altas sumas de dinero que muchas veces las personas no pueden pagar.

Esta situación supone un conjunto de implicaciones judiciales que se convierten en un dolor de cabeza para muchas personas y familias. Ante estos casos, Cancelamos tu Deuda en Canarias cuenta con un equipo con más de 17 años de experiencia que defiende los intereses de sus clientes ante las demandas bancarias, obteniendo resultados exitosos.

Caso de éxito ante una demanda interpuesta por incumplimiento de pago de tarjeta de crédito

Muchas de las entidades financieras del país presionan al cliente para pagar sus intereses, interponiendo demandas judiciales que no cumplen con los requisitos de temporalidad. Este es el caso de una clienta de Cancelamos tu Deuda en Canarias, quien recibió una demanda por parte de una entidad financiera que ascendía a más de 10.000 € por el incumplimiento de pago de su tarjeta de crédito.

Ante esta situación, la clienta acudió al equipo de abogados de Cancelamos tu Deuda en Canarias, quienes analizaron el caso y se dieron cuenta de que la demanda carecía de pruebas, por lo que acudieron al juzgado mostrando nuevos argumentos que les permitieron lograr la inadmisión de la demanda por la cantidad establecida, evitando así que su representada pagase el dinero injustificado.

Método propio que elimina las deudas

Cancelamos tu Deuda en Canarias, en su propósito por ayudar a sus clientes a cancelar sus deudas, ha desarrollado el método FUTURUM. Se trata de un planeamiento estratégico de tipo legal que consigue cancelar las deudas y reactivar la economía de sus clientes.

Para ello, la empresa dispone de un equipo de profesionales que analizan la viabilidad jurídica del caso y ponen en práctica las herramientas legales con las que pueden defender a sus representados, actuando de manera rápida y formal ante el notario o registrador para paralizar el endeudamiento como primer objetivo.

Mientras la entidad jurídica tarda 1 o 2 meses en designar un mediador, los expertos del despacho crean un plan estratégico para reducir la deuda y lo negocian con los acreedores de manera extrajudicial. De no ser aceptada la oferta por la contraparte, desarrollan la defensa para el proceso judicial. Una vez que han obtenido el resultado judicial, ponen en marcha un plan estratégico legal para reactivar la economía de sus clientes, ayudándoles a recuperar sus actividades con normalidad.

A día de hoy, la empresa ha logrado obtener una cartera de más de 300 clientes satisfechos que avalan la efectividad de los servicios de la firma para defender los derechos de los clientes antes las entidades bancarias.