Quantcast

El Gobierno prefiere no contestar los insultos de Argelia a Albares para reconducir la relación

A pesar de que la Unión Europea ha presionado a Argelia para que retome el comercio exterior con España, las relaciones entre los dos países siguen siendo muy tensas. La prensa argelina ha puesto como cabeza de turco al ministro de Exteriores, al que han llegado a calificar como “pirómano”.

El Gobierno ha optado por no responder a los insultos que desde la agencia oficial de prensa de Argelia se han vertido contra José Manuel Albares “por responsabilidad” y porque se está trabajando para reconducir la relación con el país magrebí.

Así lo ha manifestado la ministra portavoz, Isabel Rodríguez, en una entrevista en Antena 3, al ser preguntada por el silencio del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, después de que se tildara a Albares de “pirómano” y se cuestionara su capacidad diplomática.

Rodríguez ha defendido que el Gobierno por “responsabilidad” ha optado por “no entrar en ese marco”.Nosotros estamos trabajando desde la diplomacia para reconducir la situación, con mucha prudencia y con discreción” para que que “llegue a buen puerto” la desescalada con Argelia, ha añadido.

España siempre ha trabajado por las buenas relaciones con países amigos como Marruecos y Argelia y en este caso, por prudencia, estamos manteniendo la calma, la que corresponde al Gobierno en su responsabilidad“, ha abundado.

CESE DEL MINISTRO DE FINANZAS

Por otra parte, la portavoz del Gobierno ha preferido no entrar a interpretar la decisión del presidente de Argelia, Abdelmayid Tebune, de cesar al ministro de Finanzas, Abderramán Raouya, días después de que la Asociación Profesional de Bancos y Entidades Financieras (Abef) anunciara la congelación de las domiciliaciones bancarias para operaciones de comercio exterior de productos desde y hacia España.

A veces no me atrevo a interpretar a mi propio Gobierno no me pida que interprete a otros, se la limitado a decir la también ministra de Política Territorial, sin tampoco querer valorar si se trata de un paso en la buena dirección para reconducir la situación.

Así, ha recordado que el comercio exterior es competencia de la UE y por eso el Gobierno está trabajando con Bruselas a raíz de que Argelia suspendiera el Tratado de Amistad, con vistas a analizar si se ha violado el Acuerdo de Asociación entre el bloque y el país magrebí.

Igualmente, ha dejado clara la voluntad del Ejecutivo de “velar por el interés de España” y por eso, junto a la Embajada y la Oficina Comercial española en Argel, se está analizando que “todo está en orden” y tomar las decisiones pertinentes “en el seno de la Unión”.