Quantcast

Moments Bar, pescados y brasas en la bahía de Alicante

  • Ubicado en primera línea de la playa de Urbanova, el restaurante de la familia Remacha Sanz, con más de 25 años de trayectoria hostelera, se convierte en ‘place to be’ durante la temporada estival por su localización y por su propuesta gastronómica con todo lo que apetece para cada momento del día.
  • Abierto los 365 días del año, Moments Bar funciona en horario ininterrumpido y apuesta por la mejor materia prima de proximidad como son la gamba roja, las cigalas, el cangrejo real, verduras de la Vega Baja, pescados de la lonja de Santa Pola.
  • Las brasas, todo se cocina al Josper, son las protagonistas de una carta que se completa con una bodega con más de 400 referencias, coctelería clásica y de autor, carta de desayunos y música en directo para amenizar las tardes frente al mar y las noches en su terraza.

Abrió en el verano de 2015 en la playa de Urbanova, un área de gran valor medioambiental no muy concurrida por entonces, y, en poco tiempo, Moments Bar consiguió revolucionar la zona convirtiéndose en lugar de destino y punto de encuentro para el público local. Ahora, con la llegada de las estaciones más calurosas, el restaurante de la familia Remacha Sanz se convierte en un oasis para los que buscan disfrutar de una cocina sencilla, con protagonismo de las brasas y a base de las mejores materias primas de proximidad como son el marisco, los salazones, los pescados de la lonja y las carnes seleccionadas, todo ello en primera línea de playa, con vistas a la bahía de Alicante y con la tranquilidad de una zona en la que no existe tráfico rodado.

Madrid
Moments Bar

El secreto del éxito de Moments Bar en sus siete años de trayectoria, ha sido el trabajo en equipo y la entrega de la familia Remacha Sanz al completo con una trayectoria hostelera de más de 25 años. Desde 1993, Raquel Sanz, la matriarca, está al frente de la cocina de El Capricho de Raquel, restaurante especializado en arroces, guisos y cocina tradicional y lugar donde Sergio y Raquel, sus hijos no han parado de aprender y crecer en el sector. Esta segunda generación es la responsable de haber puesto en marcha el segundo establecimiento de la familia.

Mariscos, brasas y terraza frente al mar

Para ello, en un local a pocos metros del primero y con más de 300 metros cuadrados de tamaño, los hermanos decidieron apostar por ofrecer una opción de ocio gastronómico distinta y muy completa: los productos locales e internacionales más exclusivos, una oferta dinámica y versátil para cada momento del día abarcando desde el desayuno a las primeras copas de la noche, un interiorismo rompedor de estilo años 20 que firma Toni Espuch, un ambiente desenfadado y divertido y una localización inmejorable.

Madrid
Moments Bar

En Moments Bar sobresalen la selección de materias primas y estando en el lugar donde está no podían faltar productos del mar, hacen hincapié en sus salazones, en los pescados y mariscos que traen de la lonja de Santa Pola como son la gamba roja, la cigala y el cangrejo real, entre otros. Pero también sobresalen las verduras procedentes de la Vega Baja alicantina y las carnes, que seleccionan. Bajo un formato fine dining, los hermanos Remacha Sanz apostaron por abrir el espacio todos los días del año, variando la oferta, pero manteniendo la carta disponible todo el día y a todas horas con una cocina non-stop.

Desde el desayuno a las copas

Así, en el desayuno se puede disfrutar de una gran variedad de panes, zumos naturales preparados al momento, boles de fruta natural, tortitas y crepes caseros, un minipanetone acompañado de chocolate a la taza, croissants y unos buenos huevos Benedictine para los que prefieren algo más contundente para arrancar el día. Para el aperitivo cuentan con embutidos italianos y locales de Guadalest, cecina de Wagyu, salazones y quesos internacionales y nacionales que Sergio elige en sus viajes, una selección de conservas gourmet, como los mejillones en escabeche o los berberechos de los Peperetes y las anchoas mariposa de Yurrita.

Madrid
Moments Bar

La carta de Moments Bar tiene como gran protagonista a las brasas, no se cocina de otra forma aquí, por ellas pasan los berberechos y las almejas, la parrillada de verduras, la lubina salvaje y las chuletas Tomahawk de Wagyu y la de vaca Simmental acompañadas de patatas y pimientos de Padrón. También cuentan con siete tipos de hamburguesas a la brasa, incluida una opción vegana, y merecen mención especial las cocas que elaboran ellos mismos: la más popular es la de pollo con manzana y ali-oli de queso azul. En los postres sus best sellers: el gofre al Josper y ‘vuelve a tu niñez’, un postre a base de pan, chocolate, aceite y sal.

Una bodega de impresión

La experiencia Moments Bar se completa con su oferta líquida, cuenta con una bodega en la que se puede elegir entre más de 400 referencias nacionales e internacionales y destaca su selección de champagnes, entre las que se pueden encontrar Möet & Chandon, Dom Pérignon y Ruinart. En cuanto a vinos cuentan con una amplia representación de las zonas de elaboración españolas pero también de burdeos, borgoña y alemanes. Además, tienen más de 35 referencias de cervezas artesanas e internacionales y una carta de cócteles viva y dinámica que cuenta con los clásicos pero que cada dos meses cambia y ofrece nuevas propuestas de autor.

 

El local cuenta con un salón con capacidad para 65 comensales, una barra con cuatro mesas altas, un reservado para 12 comensales y una terraza acondicionada en la que disfrutar todo el año en primera línea de playa. Moments Bar está concebido como un espacio en el que disfrutar a todas horas y pone el punto festivo de jueves a domingo con música en directo por las tardes y actuaciones a ritmo de DJ.