Quantcast

Almeida y Villacís cumplen tres años de “matrimonio político” con crisis como el presunto espionaje y las mascarillas

Aunque no ganó las elecciones, José Luis Martínez-Almeida llegó al Ayuntamiento de Madrid al conformar una coalición con Ciudadanos, que recibió el apoyo exterior de Vox. El partido más votado fue Más Madrid con Manuela Carmena al frente, aunque no pudo revalidar su mandato. Hoy se cumplen tres años desde que el PP recuperara el ayuntamiento de la capital.

El alcalde de Madrid y la vicealcaldesa, Begoña Villacís, cumplen este miércoles tres años como Gobierno de coalición en la capital, una dupla descrita en ocasiones por el propio regidor como un “matrimonio político” que se ha visto puesto en ‘crisis’ en ocasiones, como en el presunto espionaje a la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso.

Hoy comparecerá todo el equipo de Gobierno en su totalidad para hacer balance de la gestión y los hitos durante un trienio en el que han tenido que bregar con la crisis del coronavirus y la gran nevada de la borrasca ‘Filomena’ en la ciudad.

Tanto Almeida como Villacís han mantenido siempre que el trato entre ellos es bueno, las Juntas de Gobierno “cordiales” pese a poder discrepar en determinadas cuestiones o votaciones diferentes, y ambos se han manifestado lealtad porque forman parte de “un gobierno sólido conformado por dos partidos”.

Apuesta personal de Pablo Casado para las elecciones de 2019, José Luis Martínez-Almeida consiguió hacerse con el bastón de mando de la capital cuando el PP logró 15 ediles gracias a un pacto de Gobierno con Ciudadanos y a un acuerdo de investidura con Vox. Por este pacto, Begoña Villacís (Cs) se hacía con la Vicealcaldía de la capital.

Pese a discrepar en algunas cuestiones programáticas, nunca antes sobrevoló tanto en los pasillos de Cibeles la posibilidad de una moción de censura como cuando a mediados de febrero de este año se hizo público el presunto caso de espionaje a la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, desde la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS).

Los ‘naranjas’ no tardaron en comparecer y lamentar que su socio de Gobierno les hubiera dejado “al margen” de la investigación que el alcalde había afirmado momentos antes que se había realizado. Fue la primera vez que la vicealcaldesa manifestaba que “no ayuda a confiar” en el socio de Gobierno enterarse al mismo tiempo que el resto de los madrileños del caso.

En ese momento ya avanzaban que apoyarían la comisión de investigación solicitada por la oposición y que ha finalizado este mismo mes. Ciudadanos concluyó que no hubo utilización de recursos públicos pero sí “mala praxis” y hechos “sin contrastar”. Además, apoyó el dictamen de Más Madrid junto al PSOE, en el que se señala al presidente de la EMVS, Álvaro González, incumplió el código ético de la empresa, y que el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, se extralimitó de sus funciones.

Ha sido precisamente el área de Carabante el que más ‘dolores de cabeza’ ha generado a la vicealcaldesa, sobre todo en lo que respecta a Madrid Central, ya que pese a que Almeida prometió en campaña eliminar la medida estrella de la exalcaldesa Manuela Carmena, tras pactar la Alcaldía con Cs se acordó “mejorar” la zona.

EL APARCAMIENTO JUNTO AL RETIRO

También chocaron con la construcción de un gran aparcamiento subterráneo en la avenida de Menéndez Pelayo, junto al Parque del Retiro. Ciudadanos se mostró siempre en contra del mismo, mientras que el Grupo Popular era favorable tras las obras de reforma de la avenida.

Este proyecto contó con el rechazo de la mayoría en el Pleno del Ayuntamiento en febrero de 2020, cuando Cs se alineó con Más Madrid y PSOE en contra del proyecto dejando solo al PP ya que Vox se abstuvo.

Ya a finales de julio, tras el reconocimiento del Paisaje de la Luz, el alcalde aseveró que el Ayuntamiento de Madrid no hubiera adoptado una decisión final sobre el parking ideado para la avenida Menéndez Pelayo “sin consensuarla con el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios-Icomos y con la Unesco”.

LAS TERRAZAS

La autoría de la ampliación de las terrazas de hostelería en la capital hizo visible, a través de diversas declaraciones enfrentadas, un punto de fricción entre el primer edil y la vicealcaldesa, ya que mientras el primero atribuye esta medida al trabajo “conjunto” de PP y Cs, Villacís asegura que responde a una competencia de su área.

Este punto, el de la ampliación de las terrazas, generó también controversia entre ambas formaciones, ya que mientras Cs apelaba a la necesidad de mantener los puestos de trabajo, PP indicó que la modificación de ordenanza tenía que acabar con las molestias generadas a los vecinos.

Tanto el alcalde como la vicealcaldesa reiteran cuando se producen divergencias en el equipo de Gobierno que ello se debe a que son dos partidos políticos diferentes y que, por tanto, piensan de forma distinta en algunos aspectos.

LA VISTA PUESTA EN 2023

Los últimos sondeos de cara a los comicios de 2023 en Cibeles dan la victoria al PP de Almeida, que ya ha manifestado su intención de concurrir, en una cita en la que Ciudadanos resistiría y lograría permanecer en el Consistorio pese a la debacle nacional.

Aunque algunas voces han cuestionado la idoneidad de Almeida en los últimos tiempos, el presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, manifestó en el congreso del partido en Madrid que confiaba en él. Además, el alcalde ha aseverado que le gustaría volver a conformar tique electoral con Isabel Díaz Ayuso.

Por su parte, la vicealcaldesa, ha insistido en múltiples ocasiones que ella permanecerá en la marca Ciudadanos porque es “liberal, no conservadora” y que no se pasaría a las filas del PP.