DGT: la multa que te caerá si no llevas la bicicleta eléctrica con estas características

Todo en la vida y la sociedad cambia, y lo mismo sucede con los medios de transporte más populares. Con la llegada de todo tipo de vehículos eléctricos, se han impuesto nuevas formas de circular por la ciudad, como por ejemplo pasa con las bicicletas eléctricas.

¿Qué debe tener el dueño de uno de estos vehículos para no arriesgarse a que la DGT le multe? A continuación te lo detallamos.

[nextpage]

¿Qué es una bicicleta eléctrica?

Bicicleta Electrica

Básicamente, una bicicleta eléctrica no deja de ser similar a una bicicleta normal (de las de toda la vida, vaya), pero con algunos añadidos a tener en consideración. Por un lado, una batería, y por el otro un pequeño motor que suele ir acoplado a la rueda trasera, aunque en ocasiones igualmente puede colocarse delante.

De la misma manera, las bicicletas eléctricas cuentan con un asistente en el manillar para informar de detalles como el estado de la batería del vehículo.

[/nextpage][nextpage]

Identificar el tipo de vehículo

Ciclista Con Bicicleta Eléctrica.

Si quieres evitar posibles multas, lo primero que debes tener en cuenta, siguiendo los criterios de la propia DGT (Dirección General de Tráfico), es que realmente estás ante una bicicleta eléctrico.

Aunque pueda parecer algo obvio, no tiene por qué ser así. Existen vehículos similares que pueden confundirse con una bicicleta pero, a ojos legales, no serlo. Y, créenos, las normativas pueden cambiar mucho cuando se trata de un caso o de otro.

[/nextpage][nextpage]

Bicicletas eléctricas

Chica Con Bicicleta Eléctrica.

Una bicicleta eléctrica, si bien permite ventajas sobre una bicicleta convencional, debe contar de todas maneras con pedales y ser impulsada por la persona que la monta. En este sentido, nada cambia con respecto a los modelos de siempre, a excepción de que el ciclista recibe un poco de “ayuda” para mantener la velocidad y no tener que esforzarse tanto todo el tiempo.

Además, las bicicletas eléctricas, según la DGT, no deben superar los 25 kilómetros por hora. Si la bici supera esa velocidad, el motor dejar de empujar.

[/nextpage][nextpage]

No confundir con un ciclomotor

Ciclomotores Y Motocicletas, Según La Dgt.

En ocasiones, una bicicleta eléctrica y un ciclomotor pueden confundirse, ya que sus aspectos resultan relativamente similares. Pero puedes tener la certeza de que, a ojos de la DGT, son vehículos muy distintos. Y, como es lógico, las multas que uno puede esperar al cometer una infracción con uno u otro no son parecidas.

Una de las principales diferencias entre una bicicleta eléctrica y un ciclomotor, consiste en que este último puede alcanzar casi el doble de velocidad cuando circula.

[/nextpage][nextpage]

Pero… ¿es una bici?

Una Bici Eléctrica, Para La Dgt.

Hay que tener en cuenta, en cualquier caso, que existen diferentes tipos de bicicletas eléctricas, y que la DGT es muy sensible con las peculiaridades de cada una. Por ejemplo, están las más sencillas, llamadas por regla general bicicletas de pedales con pedaleo asistido.

Es lo que la mayoría de la gente suele identificar en casi todos los casos con una bicicleta eléctrica. El motor eléctrico del que disponen no supera en ningún caso los 250W de potencia.

[/nextpage][nextpage]

Mayor potencia, mayor responsabilidad

Agente De La Dgt.

No todas las bicicletas eléctricas son como las del párrafo anterior. De hecho, existe incluso un lugar intermedio entre lo que podría considerarse una bici eléctrica y un ciclomotor, al menos para ojos de la DGT. Son las bicicletas llamadas powered cycles que, para entendernos, tienen unas capacidades mayores a las de una bicicleta eléctrica “normal”.

La potencia máxima que pueden alcanzar estos vehículos es de 1000 W.

[/nextpage][nextpage]

Temas legales

¿Qué Problemas Puede Tener Una Bici Para La Dgt?

Según la DGT, las bicicletas eléctricas no necesitan de más trámites que los que requeriría una bicicleta de toda la vida; es decir, prácticamente ninguno. En cambio, no sucede lo mismo con las powered cycles o los ciclomotores. En el caso de estos dos, es necesario, para empezar, contar con un correspondiente carnet de conducir para su manejo.

De la misma manera, estos vehículos deben para las revisiones periódicas de la ITV, estar matriculados y cumplir todas las demás normativas habituales, de la misma manera que si se trata de un coche o una moto. Y lo mismo sucede con los seguros.

[/nextpage][nextpage]

Nunca por la acera

Patinetes, Similares A Las Bicis Para La Dgt.

La DGT es muy tajante al respecto: las bicicletas eléctricas no pueden desplazarse por las aceras, que están limitadas únicamente al tránsito de peatones. Así pues, estos medios de transporte de naturaleza mayormente urbana pueden circular por las carreteras, así como los carriles habilitados específicamente para el uso de bicis. Esta es una normativa que las bicicletas eléctricas comparten con sus primos hermanos: los patinetes eléctricos.

Por otro lado, un ciclista, sea del tipo que sea, tampoco puede saltarse ciertas normativas, como son la de no conducir bajo los efectos del alcohol ni la drogas, o estar distraído mientras pedalea, por ejemplo utilizando el teléfono móvil a la vez que conduce. Tampoco está permitido el uso de auriculares ni elementos que puedan distraer más de lo debido. En estos sentidos, la DGT es más estricta a cada año que pasa.

[/nextpage][nextpage]

¿Cuánto puede ser una multa?

Bicicleta-Electrica

Como siempre pasa, el hecho de ser multado depende de muchos aspectos a tener en cuenta: la gravedad de la infracción cometida, la interpretación del agente con el que topemos, etcétera. Pero las multas más habituales que suelen producirse entre los usuarios de bicicletas eléctricas, según los datos que facilita la propia DGT, rondan los 200 euros.

¿Y qué quiere decir esto exactamente? Pues que, al igual que en muchos otros aspectos, el coste de las sanciones dista mucho cuando se trata de una bicicleta eléctrica y un ciclomotor, por ejemplo. Resulta natural, puesto que en el caso de producirse un accidente, las consecuencias pueden ser muy distintas, solo valorando la velocidad que son capaces de alcanzar un vehículo y otro. Para que puedas hacerte una idea, las multas cuando se trata de un ciclomotor o una powered cycle sí acostumbran a alcanzar fácilmente los mil euros. Las infracciones más comunes en los casos de bicis eléctricas suelen estar relacionadas por moverse por acercas, cuando es algo que está prohibido.

[/nextpage]