Quantcast

Complementos alimenticios de calostro para mejorar la inmunidad del cuerpo

El sistema inmunitario es el mecanismo de defensa del cuerpo frente a infecciones y patologías.

Se ha comprobado científicamente que inmunidad y calostro están directamente relacionados, ya que la sustancia que segregan las glándulas mamarias las 72 horas después del parto contiene cantidad de inmunoglobulinas, proteínas y sales minerales.

Esta sustancia puede tomarse como complemento alimenticio. Inmuno Transfer e Inmunomed son dos productos elaborados y comercializados por el laboratorio Herbetom, que han mostrado evidentes resultados entre quienes los consumen.

¿Cómo ayuda el calostro a subir las defensas del organismo?

El calostro es un potenciador de la inmunidad. Contribuye a aumentar las defensas naturalmente, permitiendo que el cuerpo responda mejor ante agentes externos como infecciones, bacterias o enfermedades. Diversos estudios han demostrado los beneficios del calostro para la salud, por lo que se recomienda su uso e implementación en una dieta equilibrada como apoyo para las defensas del organismo.

La importancia de usar complementos alimenticios basados en calostro

El calostro se caracteriza por la elevada concentración de inmunoglobulinas, en especial IgG e IgA, con una función muy clara: proteger al organismo de posibles infecciones. Estas inmunoglobulinas (IgA, IgD, IgE, IgG e IgM) mejoran el funcionamiento del sistema inmune.

InmunoMed contiene arabinoxilano, un prebiótico que, al descomponerse en el intestino grueso, produce ácidos grasos de cadena corta, principalmente butírico y propiónico. Estos aumentan la proliferación de linfocitos T, por lo que su ingesta junto a inmunoglobulinas G resulta más activa.

InmunoTransfer contiene quercetina de Sophora japonica. Ha demostrado tener efectos inmunomoduladores y antivirales, actuando como sustancia antiviral en numerosos estudios.

Ambos contienen vitamina C, D y zinc. La vitamina C se concentra dentro de los macrófagos, y es responsable de la maduración de las células T. La vitamina D aumenta los mecanismos de eliminación de los patógenos. El zinc normaliza las reacciones inmunes excesivas.