Quantcast

El PP pide más centros de extranjería y más medios en las comisarías para evitar el “colapso” migratorio

El PP ha reclamado al Gobierno más centros de extranjería y más medios humanos y tecnológicos para las comisarías de Policía para evitar el “colapso” que, a su juicio, provoca la llegada de migrantes a España. Y lo ha hecho a través de una proposición no de ley, registrada en el Congreso. Con ella los ‘populares’ se hacen eco de las quejas de los sindicatos acerca de que los puestos administrativos en la Dirección General de la Policía, que están “al 30%”.

Del mismo modo, denuncian que los refuerzos que se han puesto “no son nuevo personal administrativo, sino policías salidos de la calle o en prácticas”, algo que los sindicatos consideran “un parche”.

Esta situación, según recoge la iniciativa del PP, el retraso de las resoluciones de expedientes de extranjería. “Un expediente que tiene un plazo máximo de tres meses para su contestación, puede acumular ya más de nueve meses, y los de reagrupación familiar que extranjería debe culminar en un máximo de 45 días, ya acumulan, en muchos casos, más de 120 días de retraso, lo que supone un grave perjuicio para las personas migrantes”, advierte el texto.

Es por eso que el principal partido de la oposición llama al Ejecutivo a dorar “con carácter de urgencia” a las subdelegaciones de Gobierno y comisarías, de los “recursos tecnológicos y humanos” necesarios “para garantizar el acceso ágil y eficaz” de estos trámites. Además, le propone “habilitar más centros de extranjería mientras no se solucione la situación de colapso que sufren los servicios que existen en la actualidad”.

Del mismo modo, quiere que se aumenten los plazos para la obtención o para la prórroga de la vigencia de las autorizaciones de estancia y permanencia de los extranjeros, cuando hayan solicitado cita para ello y sea achacable a la Administración el retraso de dichos trámites; y que la prórroga para la obtención o renovación de las autorizaciones se realice mediante una norma que deberá adaptarse en cuanto a su contenido a la situación de “parálisis” de las oficinas de extranjería y extender su vigencia durante el tiempo que duren las dificultades para obtener cita y documentos.