Quantcast

Los perfiles de la persona acosadora y la persona acosada, según Tierno Centella Abogados

El acoso laboral o mobbing es un fenómeno que ataca de manera constante a personas en el ámbito laboral. Normalmente, ocurre muy a menudo, en especial en la Administración Pública, donde se mantiene la búsqueda de mecanismos eficaces y oportunos para enfrentarlo y contenerlo.

Estos casos pueden ser llevados al ámbito jurídico, donde es requerida la presencia de expertos en la materia. En Madrid, el despacho Tierno Centella Abogados ha sido reconocido como uno de los mejores bufetes del país en el área de Derecho Laboral.

Rasgos del perfil del acosador

Para identificar el mobbing de manera idónea, es necesario conocer cómo es el perfil del acosador. En lo que respecta a la psicología, este individuo tiene características narcisistas sumamente acentuadas. Es cierto que todas las personas presentan estos rasgos en una medida u otra, como son la necesidad de admiración, egocentrismo, intolerancia a las críticas, etc. Pero, en un acosador, estas características están desarrolladas a un nivel perverso.

Otro aspecto destacable es que no demuestra empatía hacia los demás. Un acosador realiza sus tácticas de hostigamiento como una respuesta a su necesidad destructiva, sin sentir culpa por el sufrimiento de la víctima. Tampoco es capaz de experimentar auténticos sentimientos que demuestren debilidad, como la tristeza, reacciones depresiva o duelo. Además, cuando se siente decepcionado o dañado por otros, suele enojarse y tener deseos de venganza.

Perfil psicológico de una persona acosada

Son numerosas las investigaciones que han trazado el perfil profesional y personal del acosado. En la mayoría de ellas, se ha mencionado que los trabajadores que tienen una mayor probabilidad de ser acosados son aquellos que despiertan envidia en razón de sus características sociales, familiares o físicas. Esto está estrechamente relacionado con aspectos como su carisma, buena fama, éxito social o apariencia física.

Muy frecuentemente se trata de personas que son capaces, creativas, populares, valoradas y eficientes en su trabajo. Estos rasgos, en algún momento, pueden ser un estorbo, molestia o evidente amenaza para el acosador, llevándolo a actuar motivado por envidia y celos profesionales.

Otro perfil de la víctima de acoso laboral está relacionado con características que difieren de la mayoría de las personas en su entorno de trabajo. Estos pueden ser empleados mayores, inmigrantes y minorías, entre otros. No obstante, cualquier persona puede ser objeto de acoso a lo largo de su vida laboral, independientemente de sus características o atributos físicos y su origen.

El mobbing, como cualquier otra forma de acoso, provoca serios problemas en la víctima, a nivel psicológico, moral y laboral. Por lo tanto, lo mejor es contar con la ayuda de expertos como el equipo de Tierno Centella Abogados, quienes se encargan de implementar acciones jurídicas en defensa de los afectados. Además, en su página web, disponen de un test de acoso laboral, para ayudar a las personas a identificar si se encuentran o no ante esta situación.