Quantcast

Moreno defiende haber creado uno de cada cuatro empleos en España y Espadas reclama reactivar la industria

Anoche tuvo lugar el primer debate electoral de las elecciones andaluzas en el que se enfrentaron los seis principales candidatos con opción a obtener representación. Juanma Moreno hizo una férrea defensa de su gestión mientras que Juan Espadas atacó las políticas del presidente de la Junta de Andalucía.

El candidato a la reelección por el PP-A, Juanma Moreno, ha defendido el avance de Andalucía con el argumento de que el 25% del empleo creado en España se ha producido en la región al afirmar que “uno de cada cuatro empleos creados tiene acento andaluz”, mientras que el candidato socialista, Juan Espadas, ha minimizado el impacto de la reforma fiscal del Gobierno andaluz al sostener que sólo ha supuesto para los andaluces “cinco euros al mes en IRPF”, mientras que ha reclamado “reactivar la industria, gestionar bien los servicios públicos y situar a Andalucía a la cabeza de los fondos europeos”.

Centrado el inicio del debate en economía, empleo y fiscalidad, el vicepresidente de la Junta y candidato de Cs, Juan Marín, ha apuntalado el discurso de Moreno en creación de empleo al sostener que han creado 200.000 empleos para poner de manifiesto que Andalucía “ha sido una locomotora creando empleo”, para aludir entonces a la continuidad de la tarifa plana para los autónomos y la promesa de la bonificación del 30% de la cuota, dejar de pagar 1.200 euros anuales, para quienes no se pueden acoger a tarifa plana.

La candidata de Por Andalucía, Inmaculada Nieto, ha calificado como “políticas muy antiguas” las económicas del Gobierno andaluz, al tiempo que ha recriminado al Gobierno andaluz que “esas recetas sobre la mesa ya fracasadas, las derechas europeas más modernas que ustedes, no las aplican”.

La candidata de Vox, Macarena Olona, quien se ha dirigido al presidente de la Junta llamándolo “señor Bonilla”, ha sostenido que “los aires triunfalistas” del Gobierno andaluz son “un insulto para los hogares andaluces” para cuestionarse “el mito de la gestión” y recriminarle que el gasto en comunicación institucional “ha sido el doble”, mientras que ha esgrimido “los 37.000 dependientes que fallecieron sin la prestación pese a tenerle reconocida”.

Asimismo, la candidata de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez, ha recordado la encuesta del INE para indicar que “quince de los veinte municipios más pobres son andaluces” para reclamar seguidamente que “Andalucía no puede vivir solo del turismo, que genera salarios precarios”, apuntar entonces que mientras el Gobierno andaluz “presume de autónomos” la realidad de éstos es que “la mitad de ellos no llegan al mil euros al mes”. “Es necesario el cambio del modelo productivo”, ha colegido Rodríguez en su argumentación.

En algún momento este tramo del debate se ha convertido en un cara a cara entre Moreno y Espadas, a lo que se ha sumado el aluvión de críticas de todos los partidos, con la excepción de Marín en su condición de socio de gobierno de Moreno, por lo que el presidente de la Junta ha ironizado sobre el volumen de críticas recibidas para exclamar que “soy el hombre de moda, el receptor de todos los palos”.

El candidato socialista ha esgrimido que “ha crecido la brecha de la desigualdad” al sostener que “somos más pobres que hace tres años y medio“, mientras que ha retratado que hay 20.000 empresas menos en la Seguridad y se ha cuestionado la política fiscal al indicar que ha tenido como beneficiarios “al 1%” de los andaluces, de quienes ha indicado que “no le necesitaban porque le han bajado a los que más tienen”.

Moreno ha defendido la hoja de ruta fiscal de su gobierno al indicar “que hemos bajado los impuestos a cuatro millones de andaluces” para ganar con ello 280.000 nuevos contribuyentes y mejorar la recaudación en 925 millones más, al tiempo que ha aludido al acuerdo PSOE-Vox para tumbar el proyecto de Presupuesto para este año.

En ese punto Olona ha defendido la enmienda de totalidad de Vox a las cuentas de 2022 porque “cometieron fraude”, que ha cifrado en el hecho de que había una partida de ingresos de 1.000 millones de euros del Fondo Covid que “era mentira”, mientras que ha sostenido que “el cambio real es meter dinero de los andaluces en sus bolsillos”.

Teresa Rodríguez ha apelado a “la pedagogía fiscal” al considerar que en Andalucía “se han favorecido a las rentas altas” por cuanto el mínimo exento es de un millón de euros en Sucesiones y Donaciones, así como ha señalado “el regalo fiscal de 150 euros” por la bonificación de las clases privadas de inglés y en el caso del modelo económico ha aludido a que “los fondos europeos para la recuperación van a la inversión privada”, que ha lamentado va al norte del país.

NIETO: EL PP VOTÓ EN CONTRA DE LA REFORMA LABORAL

Inmaculada Nieto, quien ha recordado que “el PP votó en contra de la reforma laboral” a la que ha atribuido la buena respuesta del mercado laboral andaluz en la recuperación, ha recriminado a Moreno haber disfrutado de “la mayor disponibilidad de recursos de la historia” para a cambio tener “el dinero guardado presumiendo de superávit”, punto en que ha reclamado esos 800 millones para “los autónomos a los que no ha ayudado”, entre los que ha mencionado “la gente de la cultura, del taxi, del pequeño comercio, la gente castigada durante la pandemia”, momento en que ha pedido que “la primera empleadora de Andalucía no sea una máquina de precariedad y paro”, en referencia a la protesta de los trabajadores de la RTVA que reclamaban estabilidad a las puertas del centro territorial de RTVE.

Espadas ha cuestionado a Moreno durante el debate si está “a favor de la subida del Salario Mínimo Interprofesional, de las pensiones, y de la reforma del mercado laboral” al considerar que estas medidas del Gobierno “benefician a los andaluces”, preguntas que ha esquivado Moreno para recriminar al candidato del PSOE “volver a poner el Impuesto de Sucesiones y Donaciones a las familias andaluzas, que están en contra” y reafirmarse en “seguir quitando impuestos para que tengan dinero los andaluces en los bolsillos”.

MARÍN: EL IMPUESTO MÁS CARO HA SIDO LA CORRUPCIÓN

Juan Marín ha afirmado que “el impuesto más caro que han pagado los andaluces ha sido la corrupción de la gestión del PSOE” para proclamar entonces que “no está dispuesto a que los andaluces paguen más que la media nacional” con la premisa de que “bajando impuestos se recauda más” y situar en “cuatro millones de andaluces los beneficiados” por la rebaja fiscal de PP y Cs. Marín ha trasladado que “por cada euro que suba Sánchez, nosotros se lo bajaremos”.

Mientras Rodríguez ha indicado que Andalucía representaba el 24% de los desempleados nacionales y que hoy supone el 26% de los desempleados de España para indicar que “uno de cada cuatro parados son andaluces”, a lo que Marín ha replicado que uno de cada dos altas en la Seguridad Social es andaluza, Olona ha pedido “meter la tijera de podar en el gasto superfluo del cortijo socialista gestionado cómodamente por el señor Marín y Bonilla”.

Uno de los cruces habidos en este tramo del debate ha sido entre Olona y Espadas, cuando la primera ha aludido a “La banda del WordPerfect”, una referencia velada a la comparecencia de la mujer de Espadas ante la comisión parlamentaria de investigación de la Faffe, a lo que el candidato socialista ha replicado que “ya está bien, los andaluces no quieren un espectáculo en este debate”.

Inmaculada Nieto ha recordado en el cierre de este bloque del debate medidas del Gobierno para reivindicar la figura de la vicepresidenta Yolanda Díaz al apuntar que gracias “a los ERTE no cerrarán empresas, al SMI y la reforma laboral, tres logros de la vicepresidente Díaz que han hecho mucho avío a los andaluces”.