Quantcast

Instituto Médico Viator ofrece nuevos tratamientos con luz pulsada, neodimio y frax

Una parte importante en el cuidado de la salud son los tratamientos dermatológicos y, aunque tradicionalmente se los asocia con procedimientos estéticos, algunos de ellos pueden ayudar a quienes padecen ciertas condiciones poco favorables en su piel como estrías, cicatrices o manchas solares que, normalmente, no tienen forma de tratarse.

Es por ello que el Instituto Médico Viator constituye una alternativa sumamente innovadora, ya que cuenta con aparatología de última generación para el tratamiento de estas lesiones, con la cual, en manos de sus profesionales altamente especializados, ofrecen un tratamiento de luz pulsada que genera una notable mejoría en este tipo de patologías que afectan a la piel.

Restaurar y rejuvenecer la piel con tratamientos altamente efectivos

El sistema Nordlys Candela, que integra luz pulsada, neodimio y nanofraccinoado, es la nueva adquisición del Instituto Médico Viator, una innovación en su equipo técnico que les permite brindar una extensa gama de tratamientos para la piel, con efectos altamente visibles en periodos que abarcan, generalmente, entre dos y cuatro sesiones. Esta efectividad hace de la luz pulsada un tratamiento altamente solicitado para el rejuvenecimiento de la piel, pero también una solución a varios defectos o condiciones dermatológicas que difícilmente se pueden tratar con métodos convencionales.

Los tratamientos que abarca este nuevo equipo incluyen la eliminación de cicatrices causadas por acné, cicatrices quirúrgicas o lesiones pigmentadas en la piel. También funciona eficazmente en el tratamiento de lesiones vasculares, como telangiectasias, lagos venosos o vasos sanguíneos en las piernas, además de diversas pigmentaciones que deterioran la apariencia y el estado de la piel, como estrías, manchas solares, verrugas cutáneas benignas e incluso la queratosis actínica. La luz pulsada, neodimio y/o frax1550 ofrece un resultado altamente efectivo ante todas estas situaciones.

Un instituto a la vanguardia del cuidado dermatológico

El Instituto Médico Viator es uno de los pocos centros médicos en Euskadi que dispone de esta tecnología, lo que ubica a este centro médico a la vanguardia de los tratamientos frente a situaciones como estrías o cicatrices, las cuales son sumamente difíciles de tratar por otros métodos. Esta innovación técnica, a su vez, viene acompañada de sus propios especialistas en estos procedimientos, quienes manejan todo este repertorio de tratamientos bajo los más altos estándares de calidad profesional.

Este equipo humano, constituido por los especialistas Maider Pretel Irazábal y Elías del Río Caballero, representa el complemento perfecto para la innovación tecnológica que permite realizar estos tratamientos. Gracias a sus profesionales, así como a su personal y equipo humano en general, este centro médico puede brindar un tratamiento sumamente efectivo para la piel, acompañado de un trato cálido, humano y preocupado, en todo momento, por el bienestar del paciente.

Los láseres que se utilizan para tratar la cicatriz de cesárea

Hay dos tipos de sistemas que tienen interés para tratar la cicatriz de una cesárea. Primero, cuando la cicatriz aún está ‘roja’ se suele emplear el Neodimio o la Luz Pulsada. Estos dispositivos eliminan los vasos sanguíneos excesivos y favorecen que el aporte de sustancias pro-inflamatorias aberrantes llegue a la cicatriz. Tienen eficacia sobre el color y volumen de la cicatriz. 

En segundo lugar, cuando la cicatriz ya tiene un volumen excesivo, el objetivo del tratamiento va dirigido a reorganizar el colágeno aberrante y a fabricar uno nuevo. El láser que reorganiza el colágeno de forma más efectiva es el fraccional frax1550. Este dispositivo impacta en la dermis (la parte intermedia de la piel, donde asienta el colágeno) y favorece la fabricación de colágeno nuevo, que ocupa menos volumen, y también reordena las fibras de colágeno antiguo para reducir la rigidez y grosor de la cicatriz.

Rejuvenecimiento cutáneo del rostro, escote, cuello y brazos (Skin Resurfacing): el frax1550 frenará e incluso revertirá los signos visibles de la edad consiguiendo que la piel tenga un aspecto más luminoso y con menos arrugas. El calentamiento generado por el láser estimula la producción de colágeno, lo que hará que la piel se tense y luzca más joven y saludable.

De qué manera se tratan las cicatrices de acné

Las cicatrices por acné pueden ser queloides o deprimidas (atróficas) y no se tratan de la misma manera.

Los queloides suelen tratarse con la aplicación de nitrógeno líquido e infiltración de corticoides. También es posible usar el láser fraccionado no ablativo.

Para tratar las cicatrices atróficas se suelen combinar distintas opciones terapeúticas. Entre ellas, el láser fraccionado no ablativo, rellenos de ácido hialurónico y peelings químicos de ácido salicílico, glicólico y/o tricloroacético. La combinación de estos tratamientos suele conseguir mejorías muy evidentes de las cicatrices de acné de la cara.

Lesiones vasculares

Con Nordlys Candela, pueden eliminarse fácilmente los capilares y las rojeces. Las rojeces se presentan en diferentes tamaños, formas y zonas del cuerpo diagnosticadas como manchas de vino de oporto, cuperosis, hemangiomas, rosáceas, puntos rubí, etc.

La luz se absorbe en la hemoglobina y se convierte en calor, el cual destruye la pared del vaso. Como resultado, las rojeces desaparecen gradualmente después del tratamiento.

El tratamiento es más efectivo en pacientes con pieles claras y sin broncear, ya que cuanto mayor es el contraste entre la rojez y la piel, más fácil y seguro es el tratamiento.

La duración del tratamiento depende de la zona y del número de vasos a tratar al igual que el número de sesiones. Es importante evitar tomar el sol, solárium o el uso de cremas bronceadoras antes y después del tratamiento.