Quantcast

Perros de la calle: ¿qué hacer al rescatar un animal abandonado?

Ver a un perro de la calle que necesita ayuda es siempre una situación muy delicada. En el caso de un perro herido o maltratado, por ejemplo, puede ser necesario rescatar al animal. Pero ¿cuál es el manejo correcto de un perro que siente dolor o que tiene miedo? ¿Y si el perro parece tener dueño y se ha perdido? ¿Cómo cuidar a un perro abandonado después del rescate? Todos estos escenarios exigen un cuidado especial por parte de la persona que realiza el rescate. Hemos reunido algunos consejos importantes para poner en práctica a la hora de rescatar a un perro de la calle.

¿Cómo rescatar a un perro en la calle?

A pesar de que la sensibilidad habla en voz alta, muchas personas acaban por no realizar el rescate de animales abandonados por no saber cómo acercarse al perro. Hay que tener en cuenta que la mayoría de los perros de la calle ya han pasado por situaciones de maltrato. Por ello, es habitual que el acercamiento con el animal sea más difícil. El primer contacto requiere mucha paciencia y debe hacerse con la mayor calma posible. Ofrecer bocadillos y otros alimentos es una buena forma de llamar la atención del animal y ganarse su confianza. Nunca llegues a recoger al perro de inmediato. Acércate lentamente y deja que el perro huela el dorso de tu mano (dejando siempre la palma de la mano girada hacia ti). Después de olfatearte, si el perro se muestra receptivo al contacto ahí sí puedes hacer una caricia.

Cuando llegue el momento de recoger al animal, hay algunas precauciones que debes tomar. El perro de la calle es propenso a una serie de enfermedades, que a menudo pueden ser transmisibles a los humanos. Por lo tanto, por razones de seguridad, se recomienda que, al rescatar animales, se utilicen guantes o un trozo de tela para manipularlos. Estos cuidados también pueden ayudar en caso de que el animal se vuelva agresivo e intente morderte. Tenga siempre mucho cuidado en este momento.

Si el animal está herido, la aproximación debe ser aún más cautelosa, ya que el dolor puede hacer que el perro se vuelva agresivo. Es importante, aún, ser muy cuidadoso en el manejo de la mascota hasta la llegada al veterinario. Utiliza toallas o una manta para envolver al perro y no dejes que se mueva mucho, sobre todo en los casos de atropello.

Perro de la calle: ¿cómo cuidar a un animal recién rescatado?

Lo primero que hay que hacer cuando se rescata a un cachorro es llevarlo al veterinario. Aunque la mascota no esté aparentemente lesionada, el chequeo es esencial para ver si tiene alguna enfermedad. Inclusive, la visita al profesional debe hacerse incluso antes de llevar al animal a casa. Incluso después de la consulta, es importante dejar al animal en observación hasta que complete el protocolo de vacunación. Ah, y este es un punto al que hay que prestar atención: como no es posible conocer el historial de salud de un animal de la calle, se recomienda que tome todas las vacunas como si fuera la primera vez. Es decir, debe tomar las tres dosis de la vacuna V10 y la antirrábica. Al igual que los cachorros, sólo puede salir a la calle cuando haya completado el calendario de vacunación.

Si tiene otras mascotas en casa, no deje al perro rescatado con ellas hasta que le confirmen que está sano y libre de enfermedades. De esta manera, evitará que el perro transmita cualquier problema a sus otros perros. Debido a las posibles enfermedades, también se recomienda que los accesorios, como los recipientes de comida y agua, las camas y los collares, no se compartan con los demás animales de la casa.

Es el momento de encontrar un hogar permanente para el perro rescatado. ¿Qué hacer?

Normalmente, el perro rescatado se queda en un hogar temporal por si necesita seguir algún tratamiento o hasta que encuentre un tutor dispuesto a acogerlo en casa. En caso de que no pueda adoptar el perro usted mismo, es bueno pensar en encontrar un adoptante de inmediato. Las redes sociales han sido el lugar más fácil para anunciar y donar una mascota. Por eso, publica fotos y toda la información del perro en tu red social, en grupos de animales e incluso en el grupo de Facebook de tu barrio. También puedes correr la voz entre tus amigos, lo que puede generar una red de intercambio hasta encontrar a alguien que quiera adoptar al cachorro.

Internet también es una buena forma de recaudar donaciones para el tratamiento del perro, en caso de que lo necesite. Es importante describir todos los costes, presentando facturas, y explicar detalladamente la situación del animal. En caso de no encontrar un tutor responsable que adopte a la mascota, conviene investigar y contactar con las ONG de tu ciudad. Lo más importante de todo es asegurarse de que el animal sea acogido por alguien responsable y plenamente capaz de cuidar al perrito con cariño.

Este tipo de información también es muy importante para saber si la mascota es un animal que se ha perdido de su familia humana. En caso de que lo busquen, algún tutor puede ver la publicación y ponerse en contacto contigo.