Quantcast

La nutricionista Beatriz Ocaña cuenta toda la verdad sobre la crononutrición

Hablar de la crononutrición cada vez es más común. Se trata de un término que se refiere al ritmo circadiano, lo cual hace referencia al ciclo día y noche y cómo incide en cada persona desde la perspectiva alimentaria.

En ese contexto, la nutricionista Beatriz Ocaña aclara dudas y presenta su novedoso plan de nutrición personalizado, que integra la crononutrición para beneficiarse de resultados eficaces y mejorar la salud de sus usuarios. El mismo cuenta con diez sesiones, un plan perfecto para toda persona que desee mejorar su alimentación, perder peso y regular su sistema hormonal, entre otros factores.

¿Qué es la crononutrición? Todo lo que hay que saber

El ser humano se ha regido por la dualidad de la luz y oscuridad durante milenios, adecuando sus tareas en torno a dichos factores, por lo que despertaba cuando llegaba el día (representado en la luz solar) y se dormía en la noche (cuando el sol se ponía). Esto ha propiciado que el cuerpo se haya acostumbrado a dicha situación, posibilitando que el cerebro haya creado un reloj interno que se adecúe al despertar de cada día, enviando órdenes a los demás órganos para que segreguen sustancias necesarias para iniciar cada jornada. Mientras que, con la caída de la tarde, el cerebro vuelve a enviar señales, pero esta vez destinadas a la preparación para el descanso.

La crononutrición es una ciencia que se enfoca, precisamente, en dicha situación para suministrar al cuerpo de alimentos bajo la realidad del ritmo natural del organismo. Se trata de una estrategia que plantea la ingesta de alimentos a las horas correctas para optimizar la energía, mejorar la digestión y contribuir a la realización de las tareas diarias de manera eficaz.

10 sesiones para disfrutar de las ventajas de la crononutrición

Esta rama de la cronobiología afirma que respetando las horas y los intervalos entre cada comida se obtienen beneficios para la salud, se puede bajar de peso e, incluso, se duerme mejor. Con un adecuado balance de los ritmos circadianos el organismo puede agilizar el metabolismo, liberarse de toxinas y reforzar el sistema inmunitario. Asimismo, llevando a cabo esta metodología se reduce la alteración del cortisol, la hormona del estrés, con lo que se logra llevar un estilo de vida más tranquilo.

El plan de nutrición personalizado de Beatriz Ocaña integra diez sesiones, empezando por una evaluación del estado nutricional. Después se realiza una sesión de concienciación emocional, elaborando una estrategia de nutrición y siete sesiones de seguimiento del plan para ver los avances conseguidos. Su consulta va dirigida sobre todo a mujeres de más de 40 años que deseen llevar un estilo de vida saludable, perder peso, regular su sistema hormonal y que todo ello contribuya a su bienestar integral.

Así pues, la crononutrición se consolida como una alternativa cada vez más elegida por aquellas personas que quieren empezar a cuidarse por dentro siguiendo una estrategia basada en algo que se ha olvidado, como es la propia naturaleza del cuerpo humano.