Quantcast

La marca Castor Sunglasses elabora gafas de madera de olivo

Las gafas de madera de olivo son una solución eficiente que integra lo funcional con lo estético. Este componente natural proviene de los olivares andaluces y da a cada gafa una apariencia exclusiva y atractiva que se complementa con su resistencia, estabilidad y durabilidad.

Entre las compañías enfocadas en la elaboración de estos productos, resalta Castor Sunglasses, que fabrica gafas de sol ecológicas con madera de bosques sostenibles y otros materiales como plástico reciclado PET, aluminio reciclado, acetato de pulpa de madera y pasta de posos de café. Esta iniciativa se basa en la fabricación manual por lo que se ha consolidado como un referente en su sector.

Madera de olivo, el material resistente, perdurable y de alta calidad que usa Castor Sunglasses en la fabricación de sus gafas de sol

La madera de olivo se caracteriza por la irregularidad de sus vetas, su fibra ondulada, su grano grueso, sus variaciones de color, que van desde un marrón amarillento hasta crema, y los trazos naturales que presenta. Es originaria de la región mediterránea, por lo que se da en el sur de Europa y el norte de África. Su gran abundancia ha posibilitado su uso industrial para diversos fines, ya que es una madera de gran densidad, resistente a la comprensión, a la flexión estática y durable frente a amenazas como hongos, humedad e insectos. Por sus propiedades estéticas, es ampliamente utilizada para fines decorativos y artísticos, incluyendo esculturas, productos artesanales, chapas y mobiliario de calidad premium.

Castor Sunglasses es fiel a sus orígenes, rindiendo culto a los olivares andaluces y rescatando su madera para dar forma a su modelo más vendido. La impresionante trayectoria de esta compañía le ha labrado el éxito comercial y la aceptación de clientes nacionales e internacionales que prefieren sus gafas por su diseño y durabilidad. Las mismas implementan el uso de marcos con bisagras de acero inoxidable con resorte y un proceso de pulido a mano con sellador vegetal natural a prueba de agua y secreciones como el sudor.

Los beneficios de usar las gafas de sol de madera de olivo

Las gafas de sol de madera de olivo son cómodas de llevar, resistentes a caídas o golpes y soportan los cambios de temperatura, algo que no ocurre con otro tipo de anteojos. Además, estas disponen de una apariencia singular y única en cada pieza, lo que indica que no hay dos gafas de este material que sean exactamente iguales.

Asimismo, estás ayudan a prevenir la aparición de alergias o reacciones adversas que ocurren con los materiales sintéticos. Otro punto a su favor es que por cada gafa de este tipo que se comercializa se plantan árboles para reforestar y mantener las zonas verdes y cuidadas.

Una gafa de madera de olivo es un elemento artesanal irrepetible que se adapta adecuadamente al contorno de la cara y ofrece protección ante las inclemencias climáticas. De esta forma, cumplen con su utilidad básica proporcionando a sus usuarios un look vanguardista.