Quantcast

La ansiedad y los beneficios del yoga, por Yoga para la Ansiedad

Con el propósito de alcanzar el equilibrio físico, mental y espiritual, el yoga es una práctica milenaria que hace uso de la concentración y la contemplación.

Su difusión por todo el mundo le ha consolidado como una disciplina provechosa para superar diversas problemáticas y enfrentar de mejor manera los problemas de la cotidianidad.

Yoga para la Ansiedad es una plataforma especializada en el tema que ofrece información específica sobre esta experiencia y sus propiedades para vivir libres de estrés, nerviosismo y pensamientos obsesivos que quitan paz y tranquilidad.

¿Cuáles son los principales beneficios de la práctica del yoga?

Esta práctica es indicada para toda persona que desee mejorar su calidad de vida y disponga del tiempo y la facilidad corporal para realizar cada postura y movimiento. Implementando esta disciplina, se pueden obtener múltiples beneficios en los que resaltan los ligados a la mejora de la salud corporal y mental.

En la salud corporal se evidencia una regularización de la digestión, lo que permite mejorar la respuesta del organismo ante todo tipo de ataques, ya que se refuerza el sistema inmunitario. También se estabiliza la frecuencia cardíaca y se equilibra la presión arterial, lo que indica que tener el yoga como hábito resulta provechoso para personas que sufren de presión alta.

Asimismo, el yoga ayuda a conciliar el sueño más rápidamente y tener un descanso reparador, algo necesario para realizar todas las obligaciones del día a día.

En la salud mental se producen varios beneficios, como el aumento y perfeccionamiento de la capacidad de concentración, incremento de la coordinación y mejora del estado de ánimo. Se ha comprobado que el yoga facilita que personas que sufren de depresión, ansiedad y trastornos mentales respondan favorablemente a terapias o tratamientos enfocados en solucionar su problema.

Combatir la ansiedad y el estrés a través del yoga

Al ser una experiencia consciente, esta disciplina implica una conexión entre lo físico y lo espiritual que permite contemplar la realidad, ser conscientes de ella y mejorar la respuesta ante esta. Entre las técnicas de yoga para calmar la ansiedad, se encuentra el saludo al sol, un ejercicio beneficioso para todo el cuerpo que aporta flexibilidad y permite sincronizar la secuencia de movimientos con la respiración. También ha ganado notoriedad el Yoga Nidra, que incorpora ejercicios para alcanzar un estado de conciencia profundo y es indicado para reducir el estrés.

Para las personas que sufren de trastornos de ansiedad se sugiere el desarrollo de actividades de yoga de forma regular. Esta práctica puede ayudar a reducir el cortisol, genera una sensación de bienestar y promueve un estado de calma, paz y relajación. Igualmente, es conveniente para personas que pasan por procesos de tristeza, duelo, desapego y para quienes sienten que han perdido su razón de ser o no tienen motivos para vivir.

En la plataforma Yoga para la Ansiedad se encuentran consejos y estrategias para volver a esta disciplina un hábito benéfico.

De forma simultánea, con la práctica del yoga, se recomienda llevar una alimentación balanceada, aprender a conectar con la naturaleza y disponer de tiempo para realizar ejercicios de introspección.