Quantcast

Espadas reprocha a Moreno que oculte que “está preparando” un gobierno con Vox

El candidato del PSOE-A a la Presidencia de la Junta de Andalucía y secretario general de este partido, Juan Espadas, ha recriminado este jueves al presidente del Gobierno andaluz, Juanma Moreno, que afronte las próximas elecciones de 19 de junio al Parlamento de Andalucía sin “decirles claramente (al electorado) el escenario tras el 19 de junio”, de manera que “no dice a los andaluces que está preparando un gobierno con Vox”.

En una entrevista con Telecinco, cuestionado por la participación en la campaña electoral de la expresidenta de la Junta y exsecretaria general del PSOE andaluz y hoy senadora, Susana Díaz, Espadas ha descrito a ésta como “un activo del PSOE que tenemos trabajando para que ganemos las próximas elecciones“, aun cuando ha sostenido que “tiene una menor actividad en campaña electoral” por el hecho de que “tiene una actividad ligada a su condición de senadora”, aunque ha considerado que “Susana Díaz forma parte del equipo”.

Espadas ha puesto el acento, ante la cita con las urnas de 19 de junio, en que “los votantes progresistas tienen que decir que la alternativa es la izquierda liderada por el PSOE” para apuntar entonces que “por esto las elecciones son tan importantes”.

El candidato y secretario general del PSOE-A ha considerado sobre unos sondeos continuados que dan a su partido unos resultados similares a los comicios de 2018, donde fue la fuerza más votada con 33 escaños, que el contacto con “la calle” le hace pensar que “le vamos a dar la vuelta a las encuestas”, de las que ha apuntado que “quieren orientar el voto” para hacer creer a la población que “esto está decidido” y expresar entonces su convencimiento de que “habrá una gran movilización de la izquierda para que el PSOE vuelva a gobernar en Andalucía”.

El líder de los socialistas andaluces ha sostenido, con el referente del Gobierno de coalición en Castilla y León, del que ha trasladado que la presencia de Vox en él entraña “que insultan a las personas con discapacidad, que consideran que la sanidad universal es una lacra“, y augurar seguidamente que “estoy convencido que el 19 de junio los andaluces no van a votar eso”.

Preguntado por la fragmentación de la izquierda, Espadas ha blandido la opción socialista como referencia del votante de ese espectro ideológico al trasladar que “los votantes que quieren un gobierno de progreso tienen la opción de elegir que si votan al PSOE están parando un gobierno de PP-Vox”, mientras que ha trasladado su disposición al diálogo con las fuerzas de izquierda para “fijar puntos de encuentro”, antes de apelar a que “lo más importante es el futuro de Andalucía” con la premisa de que “no retroceda, no se restrinjan derechos, no tener que soportar las barbaridades de la ultraderecha”.

Sobre la hipotésis de que Moreno volviera a repetir las elecciones, como sostuvo en una entrevista con El Confidencial, el candidato socialista ha considerado que “me parece que no tiene nada claro que vaya a ganar”, antes de advertir que “no sabemos lo que va a ocurrir” y que “deciden los andaluces”, por lo que ha apuntado que ese pronunciamiento “dice que Moreno Bonilla no va a tener fuerza suficiente para constituir un gobierno propio, en solitario”.

Espadas ha reprochado al presidente andaluz y candidato a la reelección que “no ha aceptado un debate sobre su gestión conmigo” con la pretensión de que éste sirviera para “hablar de forma sincera” sobre “una sanidad deficiente, una dependencia a la cola en el plazo para declarar dependientes y para la gestión de recursos“, y colegir de esa actitud que Moreno es “un presidente que se presenta sin hablar de su gestión”.

Sobre la figura de la candidata de Vox a las elecciones andaluzas, Macarena Olona, y las dudas legales suscitadas sobre su empadronamiento en Salobreña (Granada) para poder tener la condición de candidata al Parlamento de Andalucía, así como su despedida del Congreso de los Diputados, Espadas ha calificado en el último supuesto como “indignante la falta de respeto al Congreso” tras argumentar que “lo que buscan las fuerzas de ultraderecha” es que la población “no crea en el sistema democrático, en las instituciones” y colegir que rifirrafes como el del miércoles de Olona en el Congreso con el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, provoca que “echa para atrás a la infinita mayoría de la ciudadanía” y apuntar entonces que “no voy a contribuir a seguir dando publicidad” a Vox.